No hay problema sin solución





Pulsando estos últimos días el sentir de la afición, he podido comprobar a través de diferentes foros, webs o blogs dedicados al baloncesto que existe un moderado temor a que se repita el mal resultado del pasado Mundial de Turquía. Bastaría con constatar las diferencias entre ambas plantillas y estados de forma para saber que estamos ante un campeonato muy diferente, ante un equipo mucho más potente y ante un reto mucho más atractivo con Londres en el horizonte.

Sin embargo, creo que mejor que poner en la balanza las diferencias entre la España de 2010 que fracasa en Turquía y la de 2011 que promete vencer con claridad en Lituania resultará mucho más interesante anticiparnos a lo que puede suceder a partir del miércoles. Y lo que puede suceder, no nos engañemos, es que las selecciones contrarias nos plantearán toda una serie de trampas habida cuenta de nuestra presunta superioridad. Sin embargo, mi tesis es que para cada problema que nos planteen los rivales nuestro entrenador cuenta con una plantilla lo suficientemente amplia como para responder con una solución.

Supuesto 1. Las selecciones contrarias utilizan todos los medios que les proporciona el reglamento (cuatro faltas que no son de tiro, posesiones al límite de los 24 segundos) así como la fortaleza de su rebote ofensivo, para reducir al mínimo nuestro número de posesiones ralentizando, de paso, el ritmo del partido. El mejor ejemplo de que esta estrategia puede hacernos sentir incómodos fue la final del Eurobasket de 2007 que perdimos tras el canastón de Holden. Sin embargo, desde entonces sí que hemos cambiado. Siendo agresivos en líneas de pase es posible que con ladrones contrastados como Rudy, Ricky o Llul nos convirtamos en uno de los equipos con más robos de balón del campeonato. Ello, junto con el poderío reboteador de Ibaka y Pau (que si en estándares NBA no pasa por ser más que un correcto reboteador, en baloncesto FIBA es uno de los mejores) nos posibilitará correr la pista y ser letales en el contraataque.

Supuesto 2. El problema del alero alto. Supongamos que jugadores como Batum, Deng o Turkoglu pretenden hacernos daño en el poste teniendo en cuenta que no disponemos de ningún jugador de esas características y dado que Víctor Claver parece haber sido convocado para jugar minutos (contados) como ala-pívot. En los últimos partidos el seleccionador ha probado con diferentes tipos de zona, incluida una de los clásicos de entrenadores como Aíto García Reneses o el propio Sergio Scariolo, la 1-3-1 con Ibaka como "último hombre". Todas las zonas tienen un punto débil, pero también pueden posibilitar que el número de errores del rival se multiplique.

Supuesto 3. Los rivales nos plantean defensas zonales cuando Ricky esté de base y Navarro o Rudy en el banquillo. Imagino que Sergio Scariolo procurará que Ricky coincida mucho tiempo en pista con nuestros mejores tiradores porque el hecho de tener jugadores abiertos convierten al genio de El Masnou en un jugador mucho más letal. Es posible que, siguiendo el ejemplo de Obradovic en la Euroliga, incluso en defensa individual el jugador que defiende a Ricky pase de tercero los bloqueos. Aun así, creo que lo que aporta Rubio en defensa de líneas de pase y en el juego en transición es mucho más de lo que nos puede restar en otras facetas (tiro exterior, poco cuidado del balón). Además, el hecho de contar con tres bases que se complementan tan bien nos permitirá mostrar diferentes propuestas de juego que se adapten a cada situación de partido.

Supuesto 4. Cómo solucionar un mal día en el tiro exterior ante una defensa que se centra en las ayudas a nuestros jugadores interiores. Defensa y contrataque. Tiro de tópico para recordar que si un buen ataque gana partidos, una buena defensa gana campeonatos. Si estamos obtusos en el lanzamiento y nuestros pívots se hallan bien defendidos habremos de bajar el culo en defensa, forzar malos tiros o pérdidas de balón y jugar en transición. De igual manera, ante el temor existente de la ausencia de un cuatro abierto que posibilite el juego en el poste bajo de Pau, Marc O Serge yo les diría que los jugadores inteligentes saben moverse en la pista y asociarse entre sí. Confío en el juego de triangulación y de high-low (poste alto-poste bajo) entre nuestros pívots que nos ha de convertir en uno de los equipos que más anoten dentro de la zona.

Supuesto 5. Todo sale mal. Los pívots fallan bajo el aro, los escoltas no meten un tiro abierto y los bases, como es más lógico, tampoco logran anotar demasiado. Nuestra segunda unidad no aporta, nos acordamos de Suárez, mentamos a la madre de Scariolo y a toda la familia de José Luis Sáez. Solución: Inexistente porque ni se contempla tal supuesto. Con tres bases de garantías de diferentes características, con exteriores de la talla de Rudy, Navarro, San Emeterio o Llul y con el mejor juego interior del campeonato capaz de anotar en transición, rebotear, anotar jugando de frente y de espaldas al aro, con buena mano y con gran poder de intimidación no puede salir todo mal. Y si sale, siempre nos quedará la defensa, la misma que nos falló en Turquía y que nos debe hacer, en esta ocasión, imbatibles.

Yo no tengo dudas, ¿y tú?

Para finalizar me gustaría, a modo de recordatorio, invitaros a participar en la liga privada del blog del Supermanager Eurobasket de la página oficial de la ACB con nombre "Individual o Zona" y con contraseña "billrussell" y, también, que os paséis por la liga de un buen amigo con nombre "El Blog de JordanyPippen" con contraseña "jordanypippen".

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

3 comentarios:

JordanyPippen dijo...

Si tenía algunas dudas, y las tenía como todos, ¡¡¡me has convencido del todo con tus argumentos!!!
Ahora dejemos ya los debates de si fulanito o menganito y apoyemos a los están al 200%

Gracias amigo

Antonio Villalba dijo...

Para mi todos los supuestos se reducen a uno, si algún equipo consigue desquiciar a Pau (triquiñuelas, codazos, piques, etc.) y lo sacan del partido se complicarán las cosas. Si no, no debería haber problema.

Creo que la preparación no ha sido la adecuada, y el tema de los descartes ha creado un ambiente raro. Así que me parece que la selección va con carencias que habrían sido fácilmente subsanables, pero con la tremenda calidad de varios jugadores, estas carencias deberían dar pocos problemas, salvo gran trabajo del rival o desconexión-cortocircuito del equipo español.

Juan José Nieto dijo...

@JordanyPippen. Todos con la roja.

@Antonio Villalba. Pues entiendo la Paudependencia, pero creo que ganaremos partidos en los que Pau puede que no esté a la altura. Y sí, puede que la preparación sea mejorable pero imagino que veremos la mejor cara de nuestra selección a partir de mañana y, sobretodo, a partir de los cruces.

Publicar un comentario