Tras el susto inicial se impuso la lógica




Susto inicial, eso fue precisamente lo que ocurrió durante todo el primer cuarto de este partido. Ambos equipos parecían que habían intercambiado los papeles, el fiel reflejo de ello era el roto que nos hicieron el dúo Begic & Lorbek, 13 puntos entre ambos al finalizar el primer cuarto... Se disfrazaron de Pau y Marc.

España pensó durante ese periodo que se podía ganar simplemente con el escudo o la camiseta, y ya se sabe lo que sucede cuando se subestima al rival, simplemente que te hacen un roto. 23 puntos encajados en un solo cuarto, ello habla por sí solo de los enchufados que salimos al partido y de la defensa inexistente durante los diez primeros minutos por parte de nuestro combinado.

Pero hubo más lunares o puntos negros en nuestro juego, durante ese periodo: perdimos la friolera de seis balones, hicimos 0/3 en triples y convertimos, como dije anteriormente, a Begic en todo un coloso (6 ptos + 3 reb.).

Mención aparte merece el baño táctico que le dio el viejo zorro Boza Maljkovic a Scariolo... ¡No diré nada más al respecto!

El segundo cuarto empezó para los nuestros igual que finalizó el primero, fallando otro triple (0/4) y sumando una nueva pérdida (7). Nuestra primera canasta llegó a los dos minutos, tras un 2+1 de Marc Gasol que forzó la segunda personal de Begic. Otra canasta de Rudy nos ponía a tan solo dos puntos de los eslovenos (21-23), pero nuevo Begic rompía nuestro parcial de 5-0, tras coger un rebote ofensivo y anotar una canasta tras mate.

A falta de 4:10 para llegar al descanso, conseguimos empatar el partido con dos tiros libres de Pau Gasol, para acto seguido perder nuevamente otro balón y perdonar el ponernos por delante por primera vez en el partido. En ese momento apareció un viejo roquero llamado Smodis, para anotar un triple y darle un poco de oxigeno a los eslovenos. Esa sería la última vez que Eslovenia estaría por delante en el marcador, puesto que a 1:36 para tomar el túnel de vestuarios, Felipe Reyes ponía por delante a nuestra selección por primera vez en el partido con un 2+1 (30-28). Pero Eslovenia no había venido a estos cuartos de final como mero espectador y de nuevo Smodis convirtió un 2+1 para mantener a flote a los suyos (32-31).

A falta de treinta segundos para llegar al descanso, anotamos nuestro primer triple del partido (1/6), que llegó como no podía ser de otra manera de la mano de la mano de Navarro, para irnos al descanso cuatro arriba (35-31).

Las claves de este cuarto fueron, la 3º falta de Begic tras un rebote ofensivo de Marc Gasol (hasta ese momento Begic estaba campando a sus anchas en ambas zonas y era vital para los intereses de los chicos de Boza), y la defensa zonal impuesta por Scariolo que hizo que los eslovenos solo anotaran en este cuarto 8 puntos.


Navarro On-Fire. Simplemente espectacular el cuarto que se cascó “Juanqui”, 17 puntitos (finalizaría con 26 puntos y unos porcentajes de 7/8 de dos y 4/8 de tres), secundado como no podía ser de otra manera por el otro actor principal de esta selección: Pau Gasol. Ellos se encargaron de encarrilar el partido para España haciéndole un roto enorme a Eslovenia y finiquitando hasta entonces este partido tan tortuoso para los nuestros. En tan solo cinco minutos España endosó un parcial de 19-2, perdón mejor dicho Navarro & Pau, endosaron un parcial de 16-2 a favor de los nuestros (54-33).

Fue entonces cuando se sumaron a la fiesta el resto del equipo, que hasta entonces estaban lock-out... ¡Que fácil es jugar sin presión y cuando te allanan el camino!

De ahí hasta el final el partido fue un mero trámite para ambos conjuntos dado que la suerte estaba ya decantada... España alcanza con ésta, su séptima semifinal consecutiva de un Eurobasket. No falta a una cita de “semis” desde el Eurobasket de 1999.

No me gustaría terminar, sin antes mencionar, que no debemos dejarnos engañar por el resultado final del partido, puesto que tenemos que tener en cuenta varios aspectos muy negativos y que podrían costarnos muy caros en la semis o en la final (Dios no lo quiera).

Perdimos el primer cuarto de manera clara y contundente a raíz de la relajación y del menosprecio al rival.

Igualamos el peor registro anotador de este Eurobasket, tan sólo 16 puntos, al igual que el día de Alemania.

Y finalmente permitimos que nos anotaran la friolera de 23 puntos en el cuarto inicial, tope negativo de nuestra selección en este Eurobasket.

Insisto, un comienzo tan nefasto ante una selección de mayor envergadura y con más fondo de armario nos puede costar muy caro.

P.D.: El susto del partido nos lo ha dado Calderón, en modo de lesión en un tobillo. Esperemos que solo haya quedado en susto y esté a disposición de Scariolo para disputar las semifinales del viernes, porque tal y como está el patio en el tema de los bases (Ricky ausente y Sada no cuenta) se me antoja vital su participación...

Crónica elaborada por JordanyPippen que también podéis leer aquí

3 comentarios:

Juan José Nieto dijo...

Como suele ser habitual yo tengo una visión más optimista en cuanto a lo sucedido. Me ha parecido una demostración de control de los tiempos muy propia, por ejemplo, de las mejores versiones de los equipos de Estados Unidos. El primer cuarto se deja pasar y a partir de ahí demostramos que somos más fuertes, más altos e incluso más guapos. El partido ha estado bajo control en todo momento y la defensa en los dos cuartos intermedios ha sido magnífica.

Pero vaya, que me gusta que seas crítico y que apuntes cosas a mejorar. Pero vamos, victorias así de holgadas en unos Cuartos de Final ponen a esta selección a la altura de las mejores URSS y Yugoslavia de los ochenta.

JordanyPippen dijo...

@Juanjo amigo mio, hoy el primer cuarto hay que criticarlo, esto ante una selección más potente y con fondo de armario nos puede costar el oro...
Además en el segundo cuarto nos ha costado sangre, sudor y lagrimas ponernos por delante ante una Eslovenia normalita, que no se nos olvide.

Un saludo crack!!!

Fervivaelbasket dijo...

Esta Eslovenia deja mucho que desear, y aun así nos han tocado las narices un rato.
Esperemos tener un Navarro inspirado para semis,porque visto el partido de Macedonia ayer, pueden ganar a cualquiera que no ande muy fino de 6,75 (Equipo para quitarse el sombrero).

Publicar un comentario