¿Te subes?



Superado el ecuador de la competición y en plena lucha por saber quiénes serán los ocho cuartofinalistas, la selección española ha pasado de generar indiferencia durante la primera fase, a desplegar su mejor versión contra Lituania para luego decepcionar contra Turquía y vencer en un partido tosco ante la Alemania de Nowitzki. Estas múltiples caras ofrecidas son las que están generando dudas entre los aficionados. Así, muchos de ellos cegados por una nostalgia que les hace idealizar el pasado, añoran la vuelta de Pepu o Aíto al cargo de seleccionador magnificando las victorias del ayer (que tuvieron mucho mérito y que nos han llevado a ser el mejor equipo nacional de la primera década de siglo XXI) y olvidando las pequeñas decepciones en forma de derrotas contra Croacia y Rusia en el Europeo de 2007 con Pau en un buen momento o la prórroga contra China y la vergonzante paliza de Estados Unidos en la fase de grupos de los Juegos Olímpicos.

Si bien es cierto que el verano pasado firmamos el peor resultado en un campeonato internacional desde los Juegos Olímpicos de Sidney, no menos cierto es, que con Pau en la selección llevábamos cuatro torneos ganando o siendo subcampeones. Y en Lituania, tobillo aparte, está Pau. Y podemos debatir sobre la excentricidad de la órbita terrestre, es decir, sobre la dependencia respecto al mayor de los Gasol, pero no sobre su presencia, porque cuando juguemos los partidos decisivos, si no media lesión, allí estará. Y es que tenemos otros cinco jugadores en la NBA, a un superclase en la posición de escolta en la figura de Navarro, pero sólo un jugador entre los diez mejores del momento. Decidme, si no, en qué otra selección del Europeo Pau no sería una referencia sobre la que hacer pivotar el juego ofensivo del equipo.

Y podemos hablar de la rotación. Del hecho de jugar sólo con ocho o nueve jugadores. De la no convocatoria de Suárez, el mejor tres nacional, de la posición de Llul, de la falta de confianza que muestran algunos jugadores ensombrecidos por alguno de sus compañeros. Y yo entonces preguntaría cómo de larga era la rotación de los Bulls de los 90 o de los Lakers del "threepeat", la de los Celtics del anillo o la del Madrid de Arlauckas y Sabonis. Es decir, cualquier planteamiento es bueno si el resultado al final lo es. Y si no hay treses en España mejores que Carlos Suárez y en cambio tenemos a dos escoltas del nivel de Navarro o Rudy, pues tendremos que jugar con un equipo más bajito y compensar el daño que nos puedan hacer en defensa atacando por velocidad a sus aleros altos. Y si tenemos dos escoltas de este nivel y el mejor juego interior del campeonato pues parece lógico que el base sea más bien un director de orquesta y no el heredero de Gallis o Isiah Thomas, aunque creo que este hecho se está llevando al extremo y que necesitamos más aportación anotadora en el puesto de "play maker".

Hoy, 8 de septiembre, fiesta en mi querida Salamanca, hay un tren en la estación que simboliza la fe basada en argumentos y resultados en esta selección, la española, que lidera Pau Gasol porque no hay nadie más decisivo que él en el baloncesto FIBA. Yo creo que hay un oro esperándonos en la estación de destino después de un trayecto en el que el paisaje irá tornándose cada vez más atractivo. Puedes quedarte en la estación temeroso por las dudas mencionadas o subirte de una vez y ser parte de un nuevo éxito de la selección española. Yo no me lo pienso más. Ya estoy subido. ¿Y tú?

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo me subo. Con dudas, pero subo. Creo que los 12 de España son mejores que cualquiera de los otros 12 que conforman el resto de selecciones. Mis dudas son respecto a: España como equipo, como juego en equipo (incluyendo la aportación del banquillo) y sobre el entrenador (aquí más que dudas hay certezas)

No estoy de acuerdo en que Pau sea el mejor de este Europeo. Nowitzki es mejor jugador que Pau, en mi opinión.

Dani Legend

Juan José Nieto dijo...

Dani, creo que Nowitzki es mejor jugador y más decisivo en baloncesto NBA. Pero para baloncesto FIBA prefiero a Gasol. Entiendo tus dudas, pero ganaremos.

LaFura dijo...

Pau Gasol sería el referente de cualquiera de las Selecciones participantes. Esto es in debatible e incuestionable. Creo que la pregunta debería ser otra, pero no lo gastemos todo ahora, guardemos algo para después del Europeo.

Más complicado es lo de los bases y las rotaciones.
Que uno de los tres bases funcione de forma regular ha de ser imprescindible. Personalmente, me da completamente igual el que sea, pero por lo menos uno.
Si uno de los tres está acertado, el juego es mucho más fluido y menos enrevesado, que es lo que nos debería interesar. Si tienes a Navarro (¿Por qué no se ha probado a este como director?), Rudy y los Gasol, lo mejor para nuestros interese es jugar de forma dinámica y alegre y a poder ser, a 80 puntos.
Y lo de las rotaciones… . ¡Hay las rotaciones!.
Si en lugar de ser solo uno en cada partido se consiguiera que fuesen 2-3 los que aportaran desde el banquillo, todas las dudas y suspicacias se irían por el retrete y no habría ninguna incertidumbre sobre las aspiraciones reales de la Selección. Pero, por desgracia, esta es la mayor asignatura pendiente.

Juan José Nieto dijo...

Pues sí LaFura, quizá las preguntas podrían ser otras.

En cuanto al estilo de juego que nos interesa está claro que ha de ser rápido, pero ello también depende del control del rebote y de la propuesta del equipo contrario.

Y sí, con mayor aportación del banquillo estaríamos hablando de otra cosa, pero hay jugadores faltos de confianza que parece difícil que puedan aportar en lo que queda de campeonato. Confiemos en que lo hagan Ibaka, SanEme y Felipe.

Publicar un comentario