Ni contigo ni sin ti




Se acercan los playoffs de la NBA y no dejo de escuchar de boca de los analistas y comentaristas deportivos de éste y otros países que los Lakers son favoritos al título. Su argumento es que ya han estado ahí y que tienen los ingredientes necesarios para ello. Es decir, el mejor juego interior de la liga y a uno de los tres mejores (para ellos el mejor) jugadores del campeonato.

El primer axioma es indiscutible. O tal vez no. La base de esta plantilla es la que ganó en 2010 el anillo. Cierto y no. Cuatro titulares repiten, pero los Lakers echarán de menos la aportación de Lamar Odom desde el banquillo. Ni siquiera Kobe se explica su salida y es que el número 7 es la polivalencia hecha jugador de baloncesto. Contar con Lamar Odom saliendo desde el banco es toda una bendición para un entrenador de baloncesto. Su envergadura y su primer paso hacia mano izquierda le convierten en un jugador muy difícil de parar en el uno contra uno. Su capacidad para rebotear y para correr la cancha, en un all around player difícilmente comparable a ningún otro jugador de la historia de la liga. Pero ya no está. Se fue.

Como se fueron también Shannon Brown o Trevor Ariza, jugadores que interpretaron muy bien su rol. Como lo interpretó a la perfección un Derek Fisher al que le dieron boleto para luego envolverle en elogios durante su regreso al Staples. Baste recordar que Bryant ha ganado anillos sin O´Neal, pero no sin Fisher. El presidente del sindicato tenía la curiosa costumbre, heredada quizá de Robert Horry, de anotar tiros decisivos en momentos puntuales de la temporada. ¿Quién los meterá ahora? ¿Ramon Sessions? ¿Steve Blake?



Me tildarían de loco si no admitiera que Bynum y Gasol forman la mejor pareja interior del campeonato. No pensaba compararlos con la Ibaka-Perkins por mucho que intimide el primero o con la Griffin-Jordan aunque Chris Paul les haya hecho parecer mejores de lo que son. Tener a dos tíos por encima de 2,13, con brazos enormes y sobrados de calidad es algo con lo que no cuentan los Bulls, los Heat, ni ningún otro equipo de la NBA. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Bynum es un tipo egoísta, un jugador enamorado de su imagen capaz de posponer su operación de rodilla para ir a bailar el Waka-Waka a Sudáfrica durante el mundial de fútbol. Pau Gasol, por su parte, no huele una bola. Es obviado en todos los sistemas y sus compañeros aún no tienen claro que todos los ataques de Lakers deberían empezar por sus manos. Por otra parte, la carencia de tiradores exteriores permite a las defensas rivales organizar ayudas y dobles marcajes. 



Y en éstas Kobe. Atravesando por una situación familiar complicada, al escolta de Philadelphia le están pesando las 33 primaveras que le contemplan. Y no sólo eso, también todas las batallas libradas desde que aterrizara en la liga directamente desde el instituto. Kobe ha ganado anillos, es verdad, pero Kobe no ha descubierto el secreto. El de Russell, Bird o Magic. El de Jordan e, incluso, Duncan. Bryant siempre juega mejor cuando delega en sus compañeros, cuando comparte responsabilidades y cuando genera juego sin balón. Sin embargo, el 24 de los Lakers tiene la dichosa manía de querer solucionar los partidos por el camino más largo, el del abuso del dribling y los tiros imposibles. Y este camino le ha permitido aspirar a batir récords individuales en múltiples facetas. Y ganar cinco anillos me dirán algunos. No, yo prefiero pensar que ha tenido la suerte de que este afán autodestructivo no haya podido evitar la consecución de cinco anillos (sí evitó, por ejemplo, que los Lakers de Malone y Payton ganaran el título en 2004), tres de los cuales llegaron en una época de escasez de talento en la que Shaquille O´Neal se paseaba por la zona cual Wilt Chamberlain en los sesenta (más aún porque no se encontró con ningún Bill Russell). 




Dejen de tirarse de los pelos. Reconozco en Kobe un talento especial que nadie después de Jordan y hasta la llegada de Durant había tenido. Sus 81 puntos pasarán a la historia. También alguna que otra exhibición en playoffs, generalmente ante las flojas defensas de la Conferencia Oeste, (recuerdo, a bote pronto, una Final de Conferencia ante Phoenix Suns en la que se paseó por la cancha). Pero no. Nunca podré decir que Kobe entendió el objetivo último del juego. No hizo equipo. Y a mí, al menos, nunca consiguió emocionarme. 

Ahora, mientras se recupera de una lesión “programada” que le permitirá llegar fino a Playoffs, los Lakers están jugando bien al baloncesto. Hacen circular la bola y han conseguido un equilibrio entre el juego interior y el exterior. Sin embargo, todos en la plantilla saben que sin Kobe optar al anillo sería poco menos que una utopía. Lo malo, quizá ellos no lo sepan, es que con él también lo será. No es el año de los Lakers. Lo siento Kobe, pero ni contigo ni sin ti. Espero no equivocarme.

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

9 comentarios:

Ruben Garcia dijo...

Completamente de acuerdo en TODO lo que dices sobre Kobe, tanto egoísmo en este deporte no es bueno, y el tiene muchisimo

JordanyPippen dijo...

Simplemente ¡¡¡chapeau!!! Juan Jose!!! para aquellos que quieren equipar a Kobe con Michael que se lo hagan mirar...

Enhorabuena amigo!

Anónimo dijo...

Varias cosillas “rápidas”, Juanjo:

Yo he escuchado justamente lo contrario: los Lakers NO son favoritos. Hace poco Gasol hizo comentarios al respecto, en los que decía que no siendo considerados favoritos jugarían más cómodos.

Es cierto que la plantilla ha cambiado desde el último anillo, pero el retoque de Sessions este año les da ese punto extra que no tenían. Tienen un quinteto titular que cualquiera podría considerar como el mejor de la liga (con otros dos, posiblemente a par): Sessions, Bryant, Artest, Gasol y Bynum. Un banquillo del que pueden obtener algo (no digo que sea bueno, digo que pueden rotar y cumplir): Barnes, Blake, Ebanks, Mcroberts,Murphy…

Kobe: Qué mala suerte han tenido los Lakers de tener a Kobe entre sus filas. Posiblemente sin él hubieran ganado 16 anillos… Ya sé que no quieres decir eso, pero toda crítica hacia Kobe desprende este tufillo (o es mi impresión). Suerte la de O´neal que ganó tres con él y sólo uno sin él. Suerte la de Gasol que ganó dos con él y ninguno sin él. Mala suerte la de Payton y Malone, que no ganaron ninguno con él, pese a que Kobe ganara cinco sin ellos…
No hizo equipo, no entendió el secreto: con 5 anillos en su currículum colectivo, créeme Juanjo, sabe el secreto mejor que nadie. Y a mí, como me pasaba con Jordan, cada vez que coge el balón me hace sentir un cosquilleo…

De todos modos enhorabuena porque te mojas en un tema muy complicado. Eres contundente al decir que este año no. Yo no me atrevo a decir eso. No de los Lakers de este año, ni de ninguno con Kobe entre sus filas.

PD (Recordatorio de mi pronóstico): Tras ver dos cuartos del primer partido de esta temporada de Boston ante New York, dije que no pasarían de primera ronda. Y como parece un enfrentamiento probable, lo mantengo, soy así de tozudo…

Dani Legend

Javier Palao dijo...

Amén a todo.

Pero creo que tienen aún menos posibilidades CON él. Ahora LAL está jugando al baloncesto PESE a Mike Brown. Con Kobe, todo el juego en equipo desaparece. Bryant va a tirarse 24 tiros por partido sí o sí, esté acertado o no. No tiene capacidad de adaptación a sí mismo. No se reconvierte en pasador, defensor o creador de juego. No encuentra otras maneras de anotar. El solo sale a tirar 24 veces y si no, riñe a sus compañeros por no darle el balón (existe un video). Y eso destruye el vestuario y el juego en equipo. Anula los planes de un entrenador y más si es uno al que Kobe no respeta.

Otra cosa de la que no has hablado, LAL llegó a ganar 5 campeonatos con Phil Jackson, sin él es casi imposible hoy x hoy.

Durant promete. A ver a donde llega ahora que releva a Kobe (tempranamente) de ser el mejor de su tiempo.

Anónimo dijo...

Estas dos cosas sólo pasan con Kobe (de ahí que me parezca injusto el trato hacia él, sobre todo de sus detractores, que aprovechan cualquier oportunidad):

1. Kobe es el único con 5 anillos sospechoso de no ser un jugador que sepa jugar en equipo y de no conocer el “secreto”. Vaya.
2. Tras 6 partidos sin Kobe en los que el equipo ha jugado bien y ha ganado la mayoría: Mejor sin Kobe… Los 16 años anteriores dan igual. Lo que cuentan son estos 6 partidos para sus detractores.

En fin. Veremos.

Yo sigo apostando por Duncan y los Spurs. Pero ni mucho menos descarto a los Lakers DE Kobe. Durant si no es este año, será pronto. Porque va a marcar una época en esta liga, tengo pocas dudas de ello.

Dani Legend

Juan José Nieto dijo...

Gracias Rubén y JyP. No por aceptar mi tesis y sí por visitar este blog.

Dani, la etiqueta de "underdog" se la asignaban a comienzos de temporada. Ahora que se acercan los playoffs la sobra de los Lakers se ha vuelto más alargada que nunca quizá por todo lo que mencionas y por el propio efecto Kobe. Sin embargo, no dejo de escuchar declaraciones de Gasol encantado con el juego que están realizando sin Kobe enfatizando cada vez que afirma "en equipo", "as a team". Y si lo enfatiza ahora es porque ha sufrido todo lo contrario con la presencia de Bryant sobre el parqué. De hecho fue Pau el que ganó el séptimo partido contra Boston reboteando todo lo que fallaba Kobe. De haber jugado contra un equipo en mejores condiciones físicas y más poderoso en el rebote aquellos Lakers se habrían quedado sin el campeonato (por pasar página en cuanto al arbitraje).

Y sí, Javi, del efecto Phil Jackson me gustaría hablar más adelante. Está claro que era un valuarte y que Mike Brown no le llega ni a la suela de los zapatos, pero también es verdad que diseña equipos tan a su medida que le deja verdaderos marrones a sus sucesores. Phil Jackson es como el capitán del crucero italiano. Abandona el barco dejándolo a la deriva. Lo sufrió Tim Floyd en la 98-99 en los Bulls. Después Rudy Tomjanovic en la 2004-2005 y ahora lo sufre Mike Brown en la 2011-2012. La historia, ya lo dije hace unos cuantos posts, se repite.

ivan Mcgrady dijo...

El tirapiedras d kobe lo k hace s intantar no suicidarse todos los dias al verse humillado contantemente en las comparaciones con jordan solo vive para superarle y no se da cuenta k hace el rididulo el otro dia llevaba 0 de 17 creo k batio un record d la nba jaja,si no fuera pk ha jugado al lado de o neal pau y bynum y unos arbitrajes en playoff y en finales bastante favorables por no decir escandolosos en ocasiones solo seria recordado como el mayor chupon d la historia del baloncesto k es lo k es ,un egoista prepotente k lo ne le llega ni a las suelas d los zapatos a jordan.el del nombre d perro o la bamba rosa es un atentado contra el baloncesto, esto es un juego d ekipo no el circo d un egoista egocentrico.por cierto lo d los 81 puntos hay un video muy interesante en youtube k explica como la mayoria ni le defienden y encima lo hizo contra la peor defensa d la liga k lo haga n playoof como jordan k le metio 63 a los celtics en su cancha pr favor si es k m dio asco ese partido ,una verguenza.Los ultimos dos anillos el mvp d las finales fue pau claramente a parte d k siempre se lesionaban la gente importante de sus rivales ginobili ,perkins,nelson ect y d unos arbitrajes escandalosos,ah lo d k lleven 5 d 6 ganaos sin el no s casualidad ,tienen la mejor pareja d pivots d la liga y la estan optimizando no hay un chupon ahi pendiente mas d sus numeritos k d ganar el partido ,mas le vale este año a los lakers k el tirapiedras no juegue sino haran el ridiculo como el año pasao ante dallas a no ser k lleguen los d gris y le ayuden,es el mismo caso del farsa en españa con la diferencia d k la nba es mas seria k lo k hay montao aki con villar y su banda d mafiosos al servicio d los catalanes ,en fin espero k lleguen spurs a la final k al menos juegan al baloncesto y dan tres pases los thunders no m gustan juegan dos y los demas a mirar.lo siento juanjo a lo mejor m pasao un poco pero ske no soporto a ese tio lo veo en una cancha y m da asco.

Anónimo dijo...

Si el análisis es que alguien ha ganado cinco anillos por suerte, le sobran muchas palabras a tu entrada.

Tal vez haya mucha gente que no haya entendido el "secreto" de KB?

Gustavo.

Juan José Nieto dijo...

No, Gus, no digo eso. Digo que tuvo suerte de que su egocentrismo no pudiera echar por tierra proyectos deportivos muy interesantes. El secreto de Kobe siempre ha sido, además de ser muy bueno, rodearse de los mejores. Y en eso nadie le iguala.

Publicar un comentario