Los Quince de Sergio



Vilnius a estribor. Londres, cerca y a la vez muy lejos. Cuenta atrás de setenta y un días para empezar a defender la corona continental y recuperarnos del duro golpe asestado por la Serbia de Teodosic.

Sergio ya tiene su lista. Con Ibaka y sin Vázquez. Sin Garbajosa ni Mumbrú. Con Sada y Xavi Rey. Vayamos por partes. Lo del congoleño es comprensible. Un intimidador de 2,09 es esencial para liberar de las tareas menos agradecidas a los Gasol. Su pasaporte preocupa a la Federación, pero no creo que sea necesaria una naturalización por decreto o "a la rusa" para que pueda jugar el Europeo sin grandes dificultades.

Lo de Vázquez mosquea. Lo de los problemas físicos me lo creo. Eso sí, nada que no se pueda curar en cuarenta días. ¿Querrá dar el salto a la NBA y tendrá pensado pasar el verano levantando pesas y entrenando aspectos defensivos? ¿Será verdad que sigue estando un poco apartado dentro del grupo? Nadie lo sabe, pero lo cierto es que con Ibaka su rol dentro del equipo está más que cubierto.

No así el de cuatro tirador o cuatro abierto. Que a Garbajosa ya se le había agotado el tiempo era un secreto a voces. Sin embargo, ese puesto tan específico y casi imprescindible del baloncesto actual no ha quedado bien resuelto con la exclusión de Mirotic y las dudas que presenta un caso como el de Claver al que Pesic siempre ha utilizado como tres.

La marcha de Mumbrú y la presencia del propio Víctor y de Suárez nos siguen dejando un nombre en el aire, el de Carlos Jiménez, el siempre infravalorado capitán que nunca dejó de defender, colocar buenos bloqueos, coger rebotes y anotar tiros decisivos. Le seguiremos echando de menos. De entre estos dos, San Emeterio y Rafa Martínez caerá un descarte (si no dos). Se admiten apuestas.

Se rumorea que el equipo podría estar conformado por tres bases más Sergio Llul para evitar posibles contingencias como la acaecida durante el verano anterior con la rotura muscular de Calderón. Eso haría que los descartes apuntaran más hacia el puesto de alero antes mencionado que podría quedar ocasionalmente cubierto con un Rudy al que Scariolo ha empleado en más de un partido como tres. De sólo llevar dos bases creo que los elegidos serían Ricky y Calderón. El primero porque es el sello de un proyecto más a largo plazo, lo que le permite tener temporadas grises tirando a negras como esta pasada. El extremeño, por su parte, es un seguro de vida y ha realizado una temporada bastante digna en la NBA.

En conjunto, un equipazo. Ahora sólo queda que pasen estos días y que la ambición entre de nuevo por ese vestuario en el que las nuevas caras deberán ganarse el puesto ante los incombustibles Felipe, Navarro y Gasol, ésos de la Generación del 80 que actuarán como veteranos de guerra ante los más noveles cadetes para intentar inculcarles el secreto que hay detrás de todos los éxitos con los que nos han obsequiado durante la pasada década.

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

6 comentarios:

Fervivaelbasket dijo...

Me parece una elección bastante lógica.
Juanjo, las reglas dicen que sólo un nacionalizado por equipo,ahí está la respuesta a la no convocatoria de Mirotic.
Lo del 4 abierto totalmente de acuerdo, y a Xabi Rey lo ha convocado porque no hay otra cosa.
Por cierto, Vazquez me parece un cuentista de los grandes.

Mis descartes: Rafa Martinez, Xabi Rey y San Emeterio (Este es el único que tengo en duda)

Esperemos que nos vuelvan a dar otra alegría y lo celebres con un gran post de los tuyos.

chusky dijo...

Olé tus cojones, Fer. Muy bien con tu acierto. Muy pocos apostaban por él. Juanjo, creo que debes una disculpa a Fer, te dio toda una lección.

Juan José Nieto dijo...

No sé Chusky si te refieres a la elección de Sada. A Fer no le debo ninguna disculpa porque valoro muchísimo su criterio como es lógico dado que se trata de un gran aficionado al baloncesto. Pero en fin, si hay que disculparse no tengo problema.

Javier Palao dijo...

Yo por mi parte dejaría fuera de la convocatoria a SERGIO ESCA-YOLO. El aunténtico cáncer de la selección española. Y es que si Pau y compañía no lo evitan, será capaz de conducirnos al desastre de nuevo, porque calidad al equipo no le falta.

Descartaría a Rey, Martinez y quizás a Sada, porque con Llul es suficiente ocasionalmente jugando de base.

Sin duda, mi incognita es Ibaka al que admiro enormemente como jugador, pero creo que la selección no es su justo destino, porque con las nacionalizaciones al final se consigue lo mismo que en los clubes y al final veremos a Nowizki, Bryant, Ginobili y Gasol en el equipo de Australia...

Creo que para la selección deberían ser NACIDOS o al menos AFINCADOS en el país. Sería una competición más limpia.

Para el resto ya están los clubes donde los cotnratos mandan tanto como la libertad de fichaje.

Creo que la selección nacional es un gran método de motivación para las canteras y si se desvirtúa con nacionalizaciones exprés por interés... malo para el basket. Así nos va con los pabellones medio vacíos y las televisiones pasando de este deporte.

Abrazos!

Explorador dijo...

He perdido mi fe (bueno, nunca tuve demasiada) en Escarolo, pero el equipo es extraordinario. No sé que pasa con Vázquez,creo que Sada y Ricky deberían ir, me lo pensaría con Reyes, e iría asumiendo que muy pronto habrá que buscar recambios. Pero esto son consideraciones deportivas, entiendo que las otras importan muchísimo también.

En fin, le deseo, nos deseo, lo mejor. A trabajar.

Un saludo :)

Fervivaelbasket dijo...

Pedirme perdón porqué... No lo entiendo. Cada uno que opine lo que en verdad siente que para eso están los comentarios.

Estoy de acuerdo con que las nacionalizaciones desvirtúan la competición,pero lo cierto es que cada vez son más comunes.
Inglaterra,Rusia,Alemania (Si al final Kaman se anima)...Y seguro que muchos más tienen sus nacionalizados. Es lo que hay

Publicar un comentario