Anillo con sabor a college




Se acaba el partido. Dirk Nowitzki derrama lágrimas en la soledad del banquillo tras comprobar que todas las horas de entrenamiento cobraban finalmente sentido. Jason Kidd repasa mentalmente en la cancha, sí, pero aislado del mundo, toda su carrera deportiva. Es el único momento en que los jugadores de Dallas se mueven por separado. Hasta entonces, durante los ochenta y dos partidos de liga regular y los veintidós de playoffs demostraron ser el mejor equipo gracias a una actuación coral de todos los jugadores, técnicos, directiva, empleados y propietario.

Fortaleza mental, diferentes recursos tácticos en defensa, rotaciones largas, confianza en todos los jugadores. Entrenador de escuela céltica. Sabor a college. Olor a habitación de hermandad.

Dos bases sobre la cancha, "small ball", zonas, el sexto hombre como as en la manga, cambios defensivos, jugadas para lanzamiento exterior, dominio del bloqueo directo, triple poste para que Marion juegue al poste bajo. Arsenal táctico.

Suma de experiencia y deseo. Derrotas dolorosas que contribuyen a entrenar más duro y a querer ganar con más fuerza. Apuestas en contra. Puede que pierdan contra Blazers. Los Lakers les barren. Cuidado con Oklahoma. El Big Three es demasiado, gana Miami.

Nombres propios. Y es que incluso dentro de los mejores equipos universitarios de la historia se reconocen figuras especiales: Lew Alcindor (kareem) y Bill Walton en los equipos de UCLA de finales de los 60 y principios de los 70, Magic Johnson en Michigan State 1979, James Worthy y Michael Jordan en la North Carolina de 1982. Nowitzki decidió un par de partidos sobre la bocina, Terry dinamitó los dos últimos partidos. Pero ellos bien lo saben, es labor de equipo, de todos y cada uno. De defensa más que de ataque.

Quién podría olvidar a Barea y su juego de época, a Stevenson y su efectividad desde el triple, el saber hacer de Kidd en ataque y defensa, el juego por toda la cancha de Marion, la intensidad de Cardinal, los buenos minutos de Mahini con un Haywood lesionado, la intimidación, rebote y lucha de Chandler, la amenaza que supone para la defensa rival la presencia de Stojakovic o la pasión que seguro que pone en los entrenamientos Corey Brewer. Todo ello con un Caron Butler lesionado que sólo podría haber sumado en caso de haber estado disponible. Y hay que destacar el apoyo incondicional de un Marc Cuban que encarna lo mejor (también lo peor pero hoy no es el momento) de la esencia tejana. En cuanto a Rick Carslile, ya le dedicaré un post.

Lo repito. Ganó el baloncesto en su versión más pura y virginal. Venció el olor a toallas sudadas colgadas de las espalderas del gimnasio, la confianza incondicional en el compañero, la renuncia sobre el ego. El trabajo callado.

UN ABRAZO Y FELICIDADES A DALLAS MAVERICKS, JUSTO VENCEDOR DE LA NBA

13 comentarios:

Explorador dijo...

Me alegra muchísimo su victoria, por las razones que enumeras y por la justicia histórica que representa para muchos de esos jugadores. Y tambén por la esencia sorprendente y mágica de este deporte, cuando todos creíamos que los Mavericks dejaron pasar su tren hace muchos años, el destino les puso e bandeja la posibilidad de una revancha inesperada ante el mismo rival. El deporte no es sólo el ámbito donde mejor se manifiesta la esencia de la igualdad humana, sino también la imitación de la vida, cuando crees que todo va bien, hay un peligro acechando en el camino Cuando parece que ya no hay nada que hacer, de repente, una gran oportunidad. Y luego, lo que hagas es cosa tuya. Grandes Dirk & Company, lo que nunca pudieron hacer mis idolatrados Stockton-Malone, él lo ha logrado. Que genial.

Un abrazo :)

Marta dijo...

Hola. Me ha encantado tu cronica. Soy una chica de Zaragoza amante de la NBA y seguidora de los Celtics. Me dolió mucho ser eliminados por Miami, pero en la eliminatoria fueron mejores y merecieron ganar, asi como contra Chicago. Los Heat llegaban como firmes candidatos al anillo, y estó se reafirmó aun mas tras el primer partido, pero algo dentro de mi me decía que el Baloncesto, este apasionante deporte no podía dejar sin anillo a Kidd, Terry, Pedja... pero sobre todo a un aleman que hoy se ha convertido en el mejor jugador europeo de todos los tiempos. Su increible mecanica de tiro, su inteligencia en el uno contra uno y sobre todo, su liderazgo en los momentos clave han hecho de el una leyenda viva de este deporte.
Y asi ha sido, los Mavs han sido justos vencedores. Ha ganado el BALONCESTO, si, el juego en equipo. Frente a las individualidades y el show-businness de Miami. Y me alegro por ello, porque en esto consiste este deporte, en el juego en equipo.
He de decir que yo no pude disfrutar de Larry Bird, lo he visto en infinitos videos, pero si he visto a Nowitzki y me atrevería a decir que es un digno sucesor del mitico 33 celtico.

marta dijo...

Por cierto, tengo Twitter @martiap. Ya te estoy siguiendo.
Un saludo y sigue con el blog, que es muy bueno.

Juan José Nieto dijo...

Explorador, en cierta medida los Malone, Stockton, Barkley o Ewing entre otros quedan vengados por este triunfo.

Marta, muchas gracias. Es un gusto encontrarse con una seguidora céltica por el ciberespacio. Yo también te sigo en twitter y espero comentar contigo nuevos éxitos de los verdes en junio de 2012 a más no tardar. Y sí, Nowitzki es lo más parecido a Bird que ha dado este deporte desde que se retiró el de Indiana, pero la leyenda del Pájaro aún supera con creces a la de este fenómeno alemán. Un saludo para ti y para tu preciosa ciudad.

Anónimo dijo...

Me alegro mucho de que Miami no se haya llevado el anillo. Por todo lo que habéis comentado, no tengo nada más que añadir, completamente de acuerdo. Y si además ha sido Dallas quien lo ha ganado, con su buena defensa y su juego colectivo… pues mejor que mejor.
Nowitzki se lo merecía, desde luego (no he visto un jugador con sus características en la vida. Ni lo veré, creo yo).Y también Kidd lo merecía.
La temporada que viene se presenta apasionante (comience cuando comience): Dallas que debe defender el título tan merecidamente conseguido; Lakers que debe aspirar a lo máximo; Oklahoma que mejorará, es el equipo más joven de la NBA; San Antonio que dará guerra, como casi siempre; Memphis que presumiblemente serán más peligrosos; Miami que serán mejores que este año, pues a su calidad habrá que sumarles la experiencia de esta temporada jugando juntos; Chicago que seguirá mejorando; Boston, que si mantienen el bloque están obligados (por la calidad y veteranía que atesoran) a llevarse el anillo…
A todo esto hay sumar posibles traspasos (Howard y Paul), la incógnita de New York, que puede ser una sorpresa agradable… Casi no ha terminado esta temporada y estoy deseando que empiece la siguiente.

Dani Legend

Anónimo dijo...

Como Dani soy de la opinión de un anillo ganado por Miami haría mucho daño al baloncesto. Este es un deporte de equipo y los Heats son lo contrario a un equipo. Un equipo que juega sin base y sin pivot, en el que su repertorio de jugadas se basa en el bloqueo directo y el aclarado. A estos los mandaba a Yugoslavia todo el verano si aún existiese el país.

A Dallas hay que reconocerle que han ganado pese a Cuban, que no supo digerir la derrota hace 5 años y casi se lleva a una generación de excelentes jugadores por delante. Aún así, no les veo peleando por un segundo anillo. Las reflexiones después de la victoria han ido en el sentido de por fin ganamos un anillo merecido, ya nos podemos retirar en paz. No creo que se impongan el año que viene.

Gustavo.

Juan José Nieto dijo...

Dani, tengo tu mismo defecto, pensar ya en lo que vendrá. Sin duda "las decisiones" que tomen Chris Paul y D. Howard serán esenciales para conocer el futuro de la liga. Yo estoy temblando porque suena Oden para los Celtics que amenazamos con ser de nuevo una casquería a base de elecciones arriesgadas (Marbury, Rasheed, Shaquille, Oden??)

Gustavo, por suerte o por desgracia el juego de pick and roll está extendido hasta tal punto de que muchos de los sistemas tan sólo pretenden la ubicación previa ideal para un 2x2 en un determinado lugar de la cancha. Creo que es un mal mucho más generalizado de lo que se puede pensar. Coincido en que Dallas parece haber tenido ya suficiente con este anillo, pero la llegada de algún refuerzo con la suficiente motivación puede suponer un revulsivo para toda la plantilla. Visto lo visto trataría de mover a Butler.

Javier Palao dijo...

Hola a todos!!

Sin duda ganó el baloncesto, me sabe mal por WADE, jugador que me encanta, por tener una pasión y un amor propio digno de MJ, pero por desgracia aún tiene mucho que aprender, como que para ganar un anillo no es necesario un Big3, o que para jugar al baloncesto hay que trabajar más el aspecto táctico colectivo y menos el individual. Que hay que desarrollar un buen lanzamiento exterior de 2 y de 3 para usarlo contra las zonas, porque no todo en la vida es penetrar. Y es que se ha dejado llevar por el LeBronismo, Wade en el 06 tiraba en suspensión desde 6 metros de maravilla y fue imparable combinado con sus penetraciones y asistencias, pero se ha olvidado de todo eso, para jugar al aclarado y al triple desesperado (y siempre desestabilizado).

Bien por Dallas, bien por Rick, el técnico de la old school que supo rotar a 10 jugadores sacando lo mejor de cada uno en ambos lados de la pista. Y bien por unos jugadores disciplinados que ejecutaron a la perfección con PACIENCIA e intensidad.

Como bien dice Gus, por suerte no ha ganado el B3 de Miami, porque no le hubiera hecho ningún bien a la liga. A ver si ahora dejan de juntar cromos en los equipos y trabajan con jugadores completos con menos "estrellitis" y contratos desorbitados, que por culpa de la avaricia lo mismo nos quedamos sin unos meses de NBA.

Aprovecho como JJ para meter una cuñita de mi pasión. Jordan, Magic, Bird y la mayoría de los Dream Team, cosecharon éxitos a base de trabajo en equipo, pase extra (que grande Paxon convirtiendo cada asistencia de MJ), juntando un máximo de 2 estrellas en cada equipo (Magic-Kareem, MJ-Pippen, Drexler-Olajuwon, Las torres gemelas de SPURS, etc). No puedo meter a Bird en ese colectivo ya que su equipo era un ALL STAR completo. Parish, McHale, Ainge, Johnson...

En cualquier caso jugaban en EQUIPO y de eso va el basket.

Dirk se lo merecía (aunque no me guste) y sin duda es lo más parecido a Bird hoy por hoy. Con muchas diferencias (Bird defendía y asistía). Pero el basket IQ es muy semejante.

Grande Dallas, grande JJ y su blog!!

Saludos!

Juan José Nieto dijo...

Gracias Javi por el comentario, bien ilustrado como siempre. Hago un matiz. Larry Bird ganó su primer anillo en 1981 sin Danny Ainge (Cedric Maxwell era incluso mejor), Dennis Johnson (bien es cierto que de base jugaba un crack como Tiny Archibald) y con McHale como rookie siendo sexto o séptimo hombre. En fin, lo que quiero decir es que es evidente que los Celtics de los ochenta eran un equipazo, pero que Larry convirtió a todos ellos en mejores jugadores con esa capacidad para asistir de la que buena mención has hecho.

En cuanto a considerar los pases de Jordan como un pase extra... Más bien eran el único pase que había cada jugada jeje porque en los finales de partido (y durante un tiempo con Doug Collins) Jordan jugaba de base y subía el balón.

Fervivaelbasket dijo...

Bueno, pues se hizo justicia. Los Mavs tienen un anillo muy merecido por las razones ya mencionadas.
Estoy totalmente de acuerdo en que un anillo Heat podría hacer daño al basket NBA...Pero salvo que se desarme, es un equipo que en los próximos 4-5 años algún anillo ganará seguro.
Casi todo lo que comentais me parece acertado,pero me gustaría mencionar que pese a ser un friki de cuidado, y el rondar por su cabeza el desmontar el equipo de 2006, Cuban ha echo una gran labor.
Mavs desde inicio de temporada parecía el 2º equipo más completo de la liga...y después del traspaso de Celtics y la no recuperación de Shaq era el 1º.
A un gran equipo se fueron añadiendo gente como Kidd,Marion... Gente veterana pero que siempre aportan positivamente, y que si veian factible aspirara a algo grande lo iban a hacer.
...Pero hasta este año no llegó la pieza clave para este proyecto, un center de garantias y con muchisima hambre, un hambre que ha contagiado a todos sus compañeros, hablo de Tyson Chandler.
Entre ese hambre (Kidd, por ejemplo, jamás ha defendido tanto comno en estos playoffs), jugadores con clase, guerreros, experiencia, una 2ª linea de garantías y que acepta su rol, triplístas... Este equipo lo tiene todo.
Para mi la sorpresa ha sido la manera de gestionar la plantilla de Rick Carslile, un entrenador que hasta ahora había logrado grandes resultados en liga regular, pero en playoffs para mí dejaba mucho que desear.
Ganar un anillo es dificil, repetirlo es una odisea, por lo que dudo que los Mavs repitan azaña...Pero no sería la 1ª vez que cierran bocazas como la mia. Veremos que sucede.

Anónimo dijo...

para cuando un post de vernon maxwell?

Frank Bermúdez dijo...

Claro que coincido con los demás: Este espacio esta genial.
Felicidades por tus logros.
Saludos desde México.

Quieres compartir enlaces?
http://okbasket.blogspot.com

Juan José Nieto dijo...

Estoy contigo Fer, los Heat están llamados a ganar algún anillo en los próximos años siempre que les acompañe la paciencia si las cosas siguen sin salir.

En cuanto a Vernon Maxwell decir que tengo vagos recuerdos de su paso por Houston, pero las referencias leídas sobre él hablan de un buen tirador y un gran defensor. Se hará lo que se pueda, aunque tendría que ver varios partidos históricos para poder hablar con perspectiva.

Gracias Frank, he visitado tu blog y está muy bien. Qué cantidad de información sobre la NBA. Un saludo para México donde tengo varios buenos amigos (espero que si lo leen se den por aludidos).

Un abrazo a todos y gracias por los comentarios.

Publicar un comentario