Aclarando conceptos (VIII)





Qué personaje Jenaro Díaz, qué cerebro más despierto, qué actividad e inquietud. En su caso la meditación, además de una opción vital, debe de ser una necesidad. Duerme menos que nadie, trabaja más que ningún otro. Pone el listón del esfuerzo, la dedicación y el entusiasmo a una altura casi inalcanzable. Pero a su vez motiva, transmite pasión por el juego y nos insta a ser mejores profesionales, más fieles y entregados amantes del baloncesto.

“Hoy vamos a pasar el día juntos”, nos dijo al comenzar la jornada. “Lo siento”, se disculpó a continuación con un deje irónico que, como siempre ocurre con el empleo de este recurso oratorio, esconde tanta hipérbole como verdad. Porque su discurso, fruto de largas jornadas de estudio, es denso, cargado de conceptos clásicos pero también propios, difícil de seguir sin ibuprofeno, pero útil, muy útil, cuando consigues captar sus detalles.

Aprovechando que mi presencia en el Master coincidió con sus clases, hecho provocado y no casual, he decidido renovar una sección que acabo de comprobar que tenía abandonada desde hace casi dos años. Aclaremos y confundamos conceptos.

Dinamismo horizontal. Bien podría ser el sinónimo de hacer la croqueta o rodar por el suelo. O una forma de llamar al acto sexual ejecutado en su vertiente más clásica o misionero. Pero ahora, en la nueva terminología táctica, consiste en las ventajas que se generan a partir del juego disimétrico entre los pívots que se desplazan horizontalmente, (en paralelo a la línea de fondo) fundamentalmente a partir de una continuación corta o una finta de bloqueo (no bloquear o hacer un flash pivot para alejarse del bloqueo) directo de uno de ellos con su compañero situado pegado a la línea de fondo.

Bump. Eufemismo empleado para lo que antes se llamaba body check y que consiste básicamente en lo mismo, en interponerse en la trayectoria de un atacante (en una continuación tras bloqueo directo, en una salida de indirecto o tras un corte) y golpearle sin exceso de violencia y sin sobrepasar los límites del propio cilindro para dificultar su acción y romper el timing del ataque. ¿Por qué se cambió el nombre? Por una suerte de esnobismo y también porque se decidió que el body check estaba prohibido. Suerte para la defensa, que el bump no lo está todavía, salvo que se ejecute con una mala posición o sin respetar los elementos de tiempo y espacio.

Romper el bloqueo bien podría ser la acción diplomática llevada a cabo en meses recientes por Estados Unidos y Cuba, pero en baloncesto consiste en las acciones previas que ejecuta la defensa para impedir que el bloqueo directo o indirecto se produzca o, al menos, para forzar un mal timing.

Romper la espalda es la forma común con que se conoce la actual moda de situar los bloqueos directos, con los pies apuntando a la canasta propia, forzando la máxima verticalidad en el juego del atacante. Sin duda, una acción muy complicada de defender.

video


Porterías. Sí, las porterías han llegado al baloncesto. El mundo del fútbol, en su ánimo invasivo, ha terminado por ocupar una parcela que parecía estarle vedada. En realidad, es solo una manera diferente de nombrar el doble trabajo al que se enfrenta un jugador cuando su equipo se ha visto desbordado o cuando, por iniciativa propia, ha decidido salir agresivo a parar con dos jugadores a uno solo del rival dejando una situación de inferioridad en lado contrario que exige, al menos, de dos jugadores, la necesidad de atender a una doble función, a los dos palos de la portería, con el objetivo de anticiparse al posible pase. Parar un penalty, en definitiva.


Vea también, si le ha interesado...









UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

0 comentarios:

Publicar un comentario