Querido Santa Claus...






Veamos qué le han pedido algunos personajes del baloncesto a Papá Noel. 

 
Pau Gasol

... este año he sido especialmente bueno. He cogido todos los rebotes de los fallos de Kobe en la final, he descansado durante el verano para satisfacer a mis jefes y también al tío Phil que, como sabes, ya está algo mayor. Además, como mi amigo Bynum está cojo tengo que jugar todos sus minutos de pívot y superar viejas fobias a la pintura que por fortuna ya son parte del pasado. Aun así, creo que por todo esto deberías obsequiarme con un tercer anillo y un segundo Europeo en el año que entra.

Sergio Scariolo

... este año he sufrido mucho. Aún tengo pesadillas con Teodosic, me han echado del Kimkhi aunque lo hayamos vendido como un acuerdo amistoso y aún no tengo resuelto mi futuro con la Federación Española de Baloncesto pese a que creo que tengo contrato. Además, el dermatólogo me ha recomendado que deje de utilizar gomina (esto no sé si es cierto no vayáis a pensaros que... jaja). Tampoco te pediré mucho. Me conformo con mantener mi puesto de seleccionador y con que Serge Ibaka pase a la cultura popular española como Don Sergio y nos proporcione la intimidación de la que carecimos durante el Mundial. Bueno, eso y que juegue Pau. Claro.


Doc Rivers

... mira que te llevo diciendo durante cuatro años que con el quinteto titular Rondo, Allen, Pierce, Garnett y Perkins no nos ha ganado nadie una serie a siete partidos. Pues en tres temporadas sólo una vez se dio esa circunstancia y te puedes imaginar cómo acabó ¿no?. Así que como los clásicos de estas fechas sólo te pediré salud para mi familia, para mi big three, para que entre los dos O´Neal saquemos uno sano en playoffs, para que Delonte West no se rompa por enésima vez la misma muñeca, para que Rondo se cure finalmente del pie, para que a Marquish Daniels le vuelva a correr sangre por las venas y para que Semih Erden no tenga que jugar con un hombro colgando. Ah bueno, y ya que estamos, un cerebro nuevo para Nate y unos centímetros menos de cintura para Big Baby me harían también muy feliz. Ah, y que mi hijo Austin siga siendo tan bueno que me parece que así no tendré que preocuparme por el aumento de la edad de jubilación o por mi pensión.

Phil Jackson (en un papel de soberbio que creo que no le corresponde pero que a mí me gusta atribuirle).

... Seguro que no entiendes el valor histórico y simbólico del número doce y que ni siquiera has leído alguno de mis numerosos libros. Seguro que no te acuestas todas las noches con la hija de tu jefe y por eso me tienes envidia. Pero aun así, además de recomendarte alguno de mis libros, me gustaría que de paso no entorpecieses mi conquista de mi duodécimo anillo. No es nada personal, pero es que no quiero que en el futuro digan que quise más a Jordan que a Kobe y que por eso le obsequié al primero con un anillo más.

Antoni Daimiel (probablemente tampoco piense esto o, al menos, no puede decirlo)

... invéntate algún modo no demasiado macabro para que pueda deshacerme de los pesados que se encargan del baloncesto NBA en el plus. A Loncar le podrías enviar a Serbia a montar una escuela. Carnicero podría ser el speaker de algún patio de colegio e Iñaki Cano podría ponerle los cafés a los amigos de su padre en Punto Pelota. Déjanos a Antonio Rodríguez y a mí al mando y resucita a Montes para que las madrugadas NBA vuelvan a ser lo que un día fueron: Just entertainment.

David Stern

... haz que estos insolentes, vanidosos y egocéntricos jugadores entiendan que los salarios estaban disparados y que la situación de la liga no es la de hace diez años en la que el dinero salía de las orejas. Borra de su mente la idea de un cierre patronal. Trae más magnates rusos del tipo de Prokhorov (dueño de los Nets) para que pueda deshacerme de la banda de los Hornets (actualmente en propiedad de la liga) y borra de un plumazo todos esos tatuajes de los brazos y piernas de los jugadores porque hacen vomitar a mi pulcra esposa cada vez que los ve.

Como habéis visto. Hasta las caras más famosas del baloncesto confían en el barbudo de rojo para que se cumplan sus sueños. ¿Qué deseos baloncestísticos le pediriáis a Santa Claus o a los Reyes Magos?

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

8 comentarios:

Tòfol Ferriol dijo...

Buena entrada Juanjo!
Pues,yo, bàsciamente le pido, que me de aun más moral a mi, y salud a todos mis jugadores, y que almenos, terminemos todos contentos y satisfechos.
Y en la vida personal, más salud para mi familia, y también como no, para mis amigos, sobretodo a los que estas al otro lado del charquito.
Cuidate mucho, i disfruta del descanso navideño, si es que existe ;).
un abrazo.

Lakers P dijo...

jaja muy buen artículo!

Pues yo les pido un Three-peat!

Un saludo!

Javier Palao dijo...

Yo creo que solo le pido que mi proyecto salga adelante, y que mi tobillo se recupere al 100% tras la operación, para volver a ser la mitad de lo que fuí en una cancha. El resto para los demás.

Feliz navidad!

Iceman14 dijo...

Pues ya ha quedado dicho todo.

FELIZ NAVIDAD!!!

J&J NBA dijo...

Yo me conformo con pedir que no haya lock-out el año que viene, stern reflexiona!

gran entrada, un abrazo y Feliz Navidad :))

Fervivaelbasket dijo...

Con librar el cierre de patronal y salud a mi me sobra

Juan José Nieto dijo...

Pues que se cumplan todos esos deseos y, de paso, que este blog siga adelante con seguidores tan grandes como vosotros. Un saludo y felices fiestas.

Anónimo dijo...

Gracias por ser mi seguidor más fiel, yo a Papa Noel este año no le he pedido nada, creo que tiene que atender peticiones más urgente.
Pero para ti siempre deseo lo mejor, deseo que seas feliz. Veo que este blog funciona,será la esencia.(comentarios sobre basket los dejo para los que saben)Un beso

Publicar un comentario