Una cuestión de estilo





La brisa que llega desde el Pacífico huele otra vez a campeonato. En Los Ángeles y en gran parte de California los Lakers han vuelto a ser trending topic. Ello gracias a los últimos movimientos, a la penúltima maniobra de un Mitch Kupchak que parece el genio de la lámpara de un Aladino caprichoso llamado Kobe Bryant quien en su afán por alcanzar un sexto anillo se ha convertido en un cacique que decide quién puede jugar y quién no en su particular cortijo. Los últimos tres deseos tienen nombre propio. Nash, Jamison y Howard deberían asegurar un presente feliz para los de oro y púrpura. Con ellos se han de resolver los recientes problemas de la franquicia angelina: la posición de base, el banquillo y la ambición.

Steve Nash aportará experiencia y calidad, control del tempo del partido, lectura del pick and roll y tiro exterior. El canadiense tiene todo lo que nunca tuvo Fisher. Todo menos cinco anillos. A sus 38 años y pese a sus dos títulos de MVP, Nash todavía no ha realizado ninguna visita a las finales. Jugar al lado de Kobe, Pau y Howard debería ser garantía de ello. La convivencia con el primero será complicada. A Bryant le gusta tener la pelota y generar ventajas a partir de dribling (ver vídeo). Mike Brown deberá conjugar las necesidades de ambos cracks para no convertir a Nash en un simple tirador desde la esquina y a Bryant en un escolta que nunca fue, un funambulista de esos que flirtean con los bloqueos para generarse opciones de tiro. 



Antawn Jamison es un producto de North Carolina, un tipo que siempre pareció haber ganado todo lo que tenía que ganar en su vida, es decir, nada. Este paradigma del talento por encima del trabajo desperdició en 2010 la ocasión de ganar un anillo a la sombra de Lebron James. Si su aportación en los Cavaliers fue un fiel reflejo de lo que puede ofrecer, entonces más les valdría a los angelinos esperar más bien poco. Quienes intenten cargar sobre sus hombros la responsabilidad de ser un nuevo Odom se equivocan. Es lo que es. Pura seda. Nada más.

Poco se puede decir de la capacidad de intimidación de Howard, de sus aptitudes para el rebote y de su mejorado juego de uno contra uno. Mucho, en cambio, se escribirá sobre su operación de hernia de disco y sobre los cuatro meses que lleva sin ni siquiera trotar. Si esta lesión se enquistara los Lakers habrían cambiado rodillas por espalda, problemas por problemas en la posición de cinco. Quilate a quilate no sé cuál es la ganancia, qué ofrecerá Howard que no ofrecía Bynum. Por eso, tal y como adelantaba, quiero pensar que se trata de ética de trabajo y de ambición profesional.

¿Y Pau? ¿En qué posición queda dentro de este nuevo panorama? Pues depende. Dependerá de cómo maneje las múltiples opciones de ataque Mike Brown. No sé con quién dibujará los pick and roll el entrenador angelino. No sé si buscarán preferentemente un Nash-Howard, un Nash-Gasol, un Kobe-Howard o un Kobe-Gasol (sin descartar un Gasol-Howard. Ver vídeo). Mucho me temo, ojalá me equivoque, que volveremos a ver al de Sant Boi alejado del aro, anotando triples y generando espacios. 



Los Lakers tienen centímetros, intimidación y rebote. Tienen una estrella en el perímetro y dos torres que no encuentran parangón en toda la liga. Representan, por tanto, una idea de baloncesto que cotiza a la baja después del anillo de los Heat y de la exhibición de baloncesto dinámico del equipo estadounidense. Se enfrentarán a modelos contrapuestos, a entrenadores que apuesten por el “small ball” (cuatro jugadores exteriores) y a equipos que buscarán defender con agresividad el balón y las líneas de pase para generar errores en la circulación y salir al contraataque. Tendrán que defender con Gasol y Howard a equipos que utilizarán a James o a Durant de cuatro. Tendrán que frenar sin piernas las veloces transiciones enemigas y en ataque harán que 24 segundos parezcan toda una vida. 



Queda dicho. Los Lakers jugarán a dos por hora. Si en los ochenta su modelo de baloncesto alegre y transiciones vertiginosas fue imitado por toda la liga, ahora, en 2012, tratarán de que la aguja del reloj gire a contracorriente, de que vuelvan a la liga los tiempos del blanco y negro y las chicas ye-ye. Los Lakers de 2012, más que a los del showtime, se parecerán a los de finales de los 60 con West (Nash) amasando el balón, Baylor (Kobe) esperando para matar y Chamberlain (Howard salvando muy mucho las distancias) dominando los tableros (eso si la jugada no había terminado antes de llegar). Por esto, y no por ninguna especie de obstinada rivalidad, no puedo apostar por este equipo, por este modelo de juego en el que no creo y con el que no disfruto. Ojo, puede llegar a ser una fórmula ganadora, pero no es la mía.



UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé qué pensarás Juanjo: ¿cómo verías a Pau saliendo del banquillo? Jugando 32 minutos y los minutos importantes, los de final del partido junto a Howard. De sexto hombre pero con minutos y la importancia de un titular. Así se solucionarían los problemas desde el banquillo y podrían jugar sólo con una pelota.

Creo que Howard es mucho mejor que Bynum. En defensa sin duda y en ataque con Kobe al lado y Nash en la línea de tres... Se puede salir.

Qué bien se presenta la temporada que viene.


Dani Legend

Explorador dijo...

Yo no veo tanta diferencia entre Bynum y Howard...y habrá que ver como vuelve de su lesión. Creo que los Lakers han buscado un culpable individualizado a los problemas que padecieron, que eran colectivos. Estilo de juego aparte, no me gusta esta acumulación de jugadores por debajo de su valor de mercado, me parece que pervierte la competencia en que se basa la liga. Son favoritísimos, pero...volverán a caer en ciertos vicios (por ejemplo, volver a desperdiciar a su segundo mejor jugador) que me parece que les lastrará bastante.

Fervivaelbasket dijo...

Francamente, lo de jugar a 2/hora no es ninguna novedad. Yo, salvo la espectacular visión de juego de Nash no veo grandes diferencias con la pasada temporada.
Pueden ganar el anillo, pero el manejo de las piezas por parte de Mike Brown será la clave de este equipo.
Por cierto, la idea de Dani Legend de que Pau jugase de sexto hombre no sería nada descabellada, es más, le encuentro más beneficios que perjuicios.

Javier Palao dijo...

Hola!

Yo sinceramente creo que dan miedo. Es un equipazo, tienen todo lo que uno desearía tener en un equipo (pese a Kobe, que yo no quisiera tenerlo). Y que conste que no me gustan nada las franquicias hechas a base de talonario (LAL, Miami, Boston en su día...). Prefiero los OKC que lo forjaron creyendo en jóvenes que fueron completando con buenos complementos de equipo.

Tiro, estrella que saca de atascos, defensa con intimidación para cubrir la mala defensa de Kobe y Nash y lo más importante banquillo.

Bynum x Howard. Bueno ganan poco, pero ganan, al menos actitud y esfuerzo.

Velocidad no les va a faltar, Nash nunca ha sido un jugador que gestione lentamente a su equipo, bota mucho, demasiado, pero bota 10 segundos para una asistencia directa.

Los contraataques están garantizados, Gasol siempre ha sido un gran pívot al trailer, Nash es un cohete a su edad, Kobe aún corre y Howard es muy jóven como para perderse un mate. Eso no será problema.

Defender a la contra, bueno, con equipos tipo Thunder, sí tendrán problemas, pero compensan con una defensa muy problemática en estático, sobre todo si se gestiona bien una zona con los 2 grandes bajo el aro. La 3-2 sería perfecta para este equipo.

El banquillo cuenta con Blake que se ha destapado como un Kerr de todo a 100, Jaimison que puede aportar calidad en 1 de cada 3 partidos, pero rebotes y algún triple a diario, y un escolta reserva que podría mejorar con los años. El resto es morralla.

A quien nadie a mencionado es a META que suma siempre, yo lo odio, es un descerebrado total, pero defiende bien, buenas manos, rebotea y ahora parece que es más consistente en sus triples desde la esquina...

La opción de Pau de 6º es muy buena si se quiere compensar los quintetos, pero Brown no tiene mucho cerebro para ver esas cosas, y además ni Pau ni Kobe aprobarán esa decisión. Con 32 y siendo el 3er máximo anotador de la olimpiada, no hay muchas maneras de meterlo en un banquillo, cuando en cualquier equipo NBA en el que no estén Durant o Lebron podría ser jugador Franquicia fácilmente.

El problema de los Lakers '12 está en Brown, al que le huele el culo a pólvora, en Howard y su salud, en la defensa de perímetro y en la generosidad de Kobe.

En definitiva, una final muy al alcance de los californianos. El anillo depende de si LeBron y Durant lo permiten.

Que buen año de NBA nos espera. Pique anti LAL de casi toda la liga, franquicias reforzadas (Nets, Knicks, LAC, 76ers) y la gran expectativa de Minnesota unida al tri-duelo LeBron-Durant-Rose por el MVP.

JJ Nieto dijo...

Estoy con Explorador. Creo que se producirá una flagrante infrautilización de Pau Gasol. La idea de sexto hombre no es descabellada, pero su sueldo no es el de un sexto hombre y eso en la NBA se tiene muy en cuenta.

Discrepo con Javi en eso de que tienen tiro. El mejor tirador es Jodie Meeks porque Nash necesita de mucho tiempo para cargar. Además creo que van a anotar muy poco al contraataque. El año pasado fueron el 28º equipo en esta categoría. No es una cuestión de hombres y sí de filosofía.

http://www.teamrankings.com/nba/stat/fastbreak-points-per-game

Vince dijo...

Sinceramente creo que el papel de Pau va a ser todavía mas marginal que el año pasado. Y no me extrañaria que lo acabasen transpasando en las proximas semanas. Que equipo quiere una tercera opción ofensiva que cobre 18 millones por temporada?

JJ Nieto dijo...

El problema es que no es una tercera opción ofensiva. Debería ser la segunda en cualquier equipo de la liga, pero en fin, balones a Howard y a ver qué pasa.

Javier Palao dijo...

Todo es posible con un buen entrenador. Vale con tener una 1ª opción de tiro y 4 jugadores de 2ª opción sin preferencia. Así funcionan los buenos equipos, con equilibrio y un desatascador estrella.

Lo del contraataque sin duda es una filosofía, estoy contigo, lo que quería decir es que, SI QUIEREN, pueden. Velocidad no falta.

Sobre el tiro... Dime cuantos equipos tienen tiradores como Kobe, Nash, Jaimison, y los cada vez más consistentes Artest y Blake.

A parte no tienen mala mano Goudelock, Duhon y Murphy.

En fin, es todo una cuestión de entrenador, creo.

Anónimo dijo...

Realmente creo que se disputarán la Conferencia Oeste con Oklahoma si no hay problemas físicos. A mi no me acaba de convencer el experimento pero porque no veo a Kobe cediendo la pelota a Nash(que la necesita tanto como él para generar valor)y se confía toda la defensa al sin duda valiosísimo en esto Dwight Howard(que para mi en defensa le saca mucho a Bynum).
En cuanto al juego estático y la alusión al baloncesto en B/N y a mi se me gusta lo poco que he visto. Primaban los fundamentos sobre el atleticismo, cosa que ahora se está olvidando.
Expuesto lo anterior, creo que contra Miami lo tienen crudo a poco que les funcionen en los T3 Allen y R.Lewis.

@JASANCHEZT

Publicar un comentario