No sin Navarro





No me preocupa la imagen dada contra Gran Bretaña. Fue muy parecida a la que ofrecimos contra este mismo rival en el Eurobasket de 2009 en Polonia y acabamos jugando tres partidos de cruce perfectos. Tan impolutos como nuestro récord hasta el momento y es que en estos campeonatos que duran dos semanas lo ideal es ir de menos a más, crecer partido a partido tratando a cada uno de éstos como entrenamientos con público y rival, poco más que una prolongación de la pretemporada para llegar finos a los momentos cruciales.

Momentos que ya llegan. Mañana tendremos enfrente a Rusia, la selección dirigida por David Blatt y comandada por un all around player como Andrei Kirilenko tan portentoso en sus facultades físicas como instruido en el conocimiento del juego. Ante ellos no podremos abusar del juego interior y será necesario encontrar pronto un equilibrio dentro-fuera del que no hemos podido presumir estos días pese a las buenas actuaciones de Fernando San Emeterio y la hiperactividad de un Rudy que está jugando al límite de sus condiciones físicas. 


Más tarde, el lunes, nos espera una selección de Brasil con jugadores de calidad en el perímetro y centímetros no exentos de talento en el frontcourt. Además, el equipo brasileño cuenta con una baza segura en el banquillo, un Rubén Magnano que ya sabe lo que es ganar un oro olímpico, el de Atenas, a través de un juego dinámico basado en rápidas inversiones de balón.

Lo peor de todo es que Juan Carlos Navarro sigue enfundado en su chándal y viendo los partidos desde el banquillo. Sus dolores de pie son los quebraderos de cabeza de un seleccionador, Sergio Scariolo, que sabe con certeza que no hay un jugador como La Bomba en todo el panorama baloncestístico europeo. Cuando Juan Carlos tiene el balón en sus manos las defensas rivales se cierran de manera casi automática. Sus pares temen tanto su veloz primer paso hacia derecha como su rápida parada y tiro tras bote o recepción. Navarro le hace la vida más fácil a todos los compañeros. Cuando metemos la bola en el poste medio y Navarro está en el campo hay un jugador menos para ensuciar la zona o para realizar las rotaciones defensivas. Juan Carlos siempre suma. Con y sin balón. Al menos en ataque.

Sin Navarro el equipo nacional se vuelve más previsible y anodino. Fernando San Emeterio o Sergio Llull son muy buenos jugadores, estrellas en sus respectivos clubes y eficaces complementos en un equipo del más alto nivel como puede ser la propia selección. Sin embargo, la simple baja de Juan Carlos merma exponencialmente nuestras opciones de medalla.

La baja indefinida de nuestro capitán es sólo una más de las que se pueden producir en el deporte de alta competición, en una actividad que exprime al máximo el organismo. Sólo una más que se añade a la suma de desgracias que vienen acompañando a la delegación española en forma de cúbitos fracturados (Santi Freixa), hombros lesionados (Pol Amat por luxación y Nicolás Almagro por tendinitis), rodillas maltrechas (Pablo Herrera) , músculos rasgados (Eduardo Gurbindo) o cadenas rotas (Luis León Sánchez).

Esta suma de casualidades nefastas está poniendo a prueba la moral de todos los equipos afectados. En estas circunstancias el triunfo parece alejarse poco a poco. Toca hacer piña y volverse más fuertes. Eso sí, una cosa parece clara: el oro del baloncesto, que ya parecía una quimera, se ha vuelto directamente inviable. No sueñen con él. No sin Navarro. Lo siento Adidas. Lo siento Kevin. Ganar sin Navarro es algo imposible.


UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

8 comentarios:

Noticias dijo...

Me cago en ros JJ, totalmente de acuerdo.

Vicent Pla dijo...

Primero que nada enhorabuena por el blog.

Estoy de acuerdo contigo, para mi Navarro es seguramente el segundo o tercer jugador mas importante de España, de entre los exteriores la referencia sin duda, el jugador que nos hace mas mágicos si cabe. Par pasar a la final creo que España tiene equipo de sobra, pero para competir a USA, sin Navarro nada que hacer.

Javier Palao dijo...

Pues aquí vengo con la batidora...

Has eludido muy bien en esta entrada, el motivo real de la imposibilidad de esta selección de conseguir el oro. Fuegos de artificio que distraen la atención hablando de Navarro...

El problema es SERGIO SCARIOLO (en adelante SS como la de Himler)!!

Navarro, es un tirador excelente (que no buen atacante por su falta de recursos técnicos). Pero es un auténtico problema en defensa. Incapaz de defender a hombres sin balón y a duras penas a hombres con balón. Aún así creo que tanto la SS como España acabaría con Navarro dependitis y el equipo lo acusaría, llegando a desaparecer todos excepto Pau y JCN (ya ha pasado en otras ocasiones).

Y es que estamos aquí debatiendo (y llorando como es habitual en nuestro país), por la lesión de JCN, cuando el problema es otro. USA ha perdido a Griffin, Wade, Bosh y otros tantos y no están llorando, están con la confianza por las nubes (en exceso para mi gusto, pero les sobran los motivos).

Tenemos piezas de sobra, y calidad demostrada como para estar lloriqueando por la ausencia de un discutible Navarro. Calderón está en su mejor momento profesional, nuestro juego interior es DE LARGO el mejor de la competición; Rudy, Sergio y
Llull tienen velocidad y tiro para penetrar o tirar, y en defensa damos la talla si se nos imprime algo de carácter e intensidad (y eso no se hace con cambios constantes de defensas).

A Claver y a San Emeterio (menos), se les puede dejar en los minutos de la basura...

Y es ahora cuando me centro. La SS es tan destructiva que es capaz de convertir al equipazo de la Roja (la mitad de nuestros jugadores son NBA y lo que es más REFERENCIA en su equipo), en un rival asequible para la mayoría de los equipos. Cierto es que la FIBA ha subido su nivel, pero tampoco es excusa. Todos los entrenadores del planeta saben que a falta de menos de 1m ganando de 5pts, lo único que no puedes permitir es un triple... luego FALTA, que da un 33% de posibilidades de anotar 2pts. Pues NO. La SS permitió 3 triples en menos de 1 minuto para obligar al GRANDISIMO Calderón a salvarnos por 4 veces en el tiro libre y en el dribbling final.

Un técnico que no es capaz de mandar más jugada que un mano a mano con Marc arriba, o una defensa anodina concesora de triples solo para su lucimiento de libro táctico, no merece dirigir a un equipo de esta calidad. Y es que la SS está más preocupada de demostrar su infinito conocimiento teórico-táctico que del propio partido.

La infra-utilización de Llull, Rodriguez e Ibaka, más la pésima gestión de minutos de Reyes, es sin duda de los errores más destacados, pero si tácticamente no se aprovecha nuestro juego interior es aún peor.

Para acabar, la SS es un tipo incapaz de celebrar una sola canasta, un simple pase de espectáculo como el de Rudy sobre Ibaka, no encuentra el modo de motivar a estos jugadores, no tiene el carácter necesario para darle una voz (o una bofetada al estilo Túnez) a los Gasol para que defiendan un poco y dejen de protestar en lugar de jugar. Si un entrenador tiene 0 psicología con sus jugadores, no puede comandar a esta selección a base de redezvous con sus estrellas.

España podría luchar el ORO, pero con con la SS al mando.

Anónimo dijo...

Desde luego sin Navarro es mucho más difícil. No descubro nada nuevo.Creo que España podría ganar uno de cada diez partidos a la selección USA, minimizando errores, metiendo triples y sobre todo abusando del juego interior. Navarro es historia y presente del baloncesto europeo del más alto nivel, y quien no lo vea es que se deja llevar por prejuicios adquiridos no se sabe muy bien donde. Ahí su currículum, a nivel individual y colectivo.

Por otro lado se está dejando muy de lado a otros equipos que pueden hacer mucho daño. USA sí parece dos o tres peldaños por encima del resto, pero España no creo que esté excesivamente por encima de Rusia, Francia o Argentina. Cuidado, que el camino a la final puede ser tan difícil como el oro.Ojito mañana.

Dani Legend

Javier Palao dijo...

Por alusiones, diré que no niego lo bueno de Navarro que es mucho, digo que no hay que llorar, hay que adaptarse y seguir, porque el problema es otro. Y aún con Navarro, el problema sigue siendo el entrenador de la roja.

Por otro lado he indicado que Navarro no es todo ventajas, que tiene su contrapunto. Solo eso. Pero está claro, que consigue además de triples y alguna bomba (si tiene el día que es 2 de cada 3, como ha demostrado en su inconsistente playoff), que las defensas estén pendientes de su tiro, y eso siempre abre un poco el juego para los interiores.

Así que solo indico que también hay CIEGOS de AMOR incondicional a Navarro que no ven otras cosas.

Navarro no es la solución. Hay fichas de sobra, pero hay que saber colocarlas...

Anónimo dijo...

TÚ LO QUISISTE JUBILAR PARA LOS EUROPEOS PASADOS. Y AHORA ES EL MÁS GRANDE...


CUANTA HIPOCRESÍA... QUE VENTAJISMO

Un fan

Anónimo dijo...

Llegas tarde, FAN, yo ya se lo dije hace unos meses y su sonrojo fue inmenso

Antonio

Fervivaelbasket dijo...

Francamente, son unas olimpiadas complicadas para nuestra selección de baloncesto. Ricky KO, Navarro una incognita partido tras partido y nunca pudiendo estar al 100%, Rudy volviedo justito tras estar muchos meses en el dique seco, Pau tras un año complicadisismo, y tanto Marc como Sergio Rodríguez llegando tocados.
Hoy por hoy el oro es utópico con o sin Navarro, pero eso no significa que si lográsemos la plata (que será harto dificil)esta nos sabría a oro.

Publicar un comentario