Espíritu olímpico





Cómo va cambiando el discurso a medida que avanzan los días y las medallas no caen. Recordando tiempos pasados, maldiciones de cuartos y viejos complejos de inferioridad, el español medio ha retomado el añejo discurso del que se siente robado. No me digan que esta línea argumental no peca al menos de presuntuosa. ¿Acaso somos tan importantes como para que árbitros de diferentes federaciones y deportes compartan un mismo interés dañino?

Pues puede ser que sí, pero yo prefiero pensar que no. Y no se trata de ejercer de sofista y defender lo uno y lo otro sin pudor alguno. Que también. Es más bien una llamada a la cordura y es que unos dobles no pitados en voley-playa, un gol que debió subir al marcador en waterpolo y una controvertida decisión en el final de un partido igualado de balonmano no pueden formar parte de un todo. Son sucesos espontáneos e inconexos que por casualidad, y no causalidad, se repitieron en un mismo día, un 31 de julio aciago para la delegación española en el que sólo un equipo, la selección de baloncesto masculina, pudo cumplir con el objetivo.

Se echó en falta, al menos en el waterpolo, la ayuda de la tecnología, un dispositivo que hubiera asegurado a ciencia cierta si el balón entró o no en la portería croata. Nos hubiéramos evitado el ataque de árbitro de un señor que estando pésimamente colocado corrigió a quien únicamente se dedica a tan concreta función. Seguro que a Pierre de Coubertin no le hubiera importado incorporar este adimento de haberlo conocido. Porque él no decía aquello de “lo importante es participar” y sí que lo importante en la vida no es vencer, sino competir bien. Y para competir bien, siempre que se pueda al menos, lo ideal es reducir al mínimo el factor humano, la intervención personalista y egocéntrica de quien se cree en posesión de la capacidad de juzgar por encima de sus posibilidades naturales. 



Lo cierto es que por unas cosas u otras las sensaciones negativas están empezando a invadir la villa olímpica. Como si la ansiedad del país se hubiera embarcado también hacia Londres nuestros deportistas parecen ser los portadores de una carga muy pesada. Esperemos que la primera medalla actúe como ansiolítico y que todo, a partir de entonces, vaya rodado.

Hasta entonces os ruego paciencia y espíritu olímpico. Hay que aceptar la derrota y pensar enseguida en el partido siguiente. El que se queda en la anécdota, por muy importante que sea, no está capacitado para conseguir el triunfo. La anécdota es pequeña y el triunfo es grande. Pensemos, pues, en grande. Queda mucho.



UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

13 comentarios:

Explorador dijo...

Pues sí, es insoportable esto. A veces los árbitros se equivocan, pero quien se mete en una cancha lo asume. Y quien se aficiona, debería hacerlo también. Estamos futbolizando todo, y lo que rodea al fútbol es cada vez más antideportivo. ¿Por qué no quedarnos con el partidazo del balonmano ante una selección buenísima, que no se mereció perder? Pero ellos son mejor equipo y lo sacaron adelante, sin más. ¿Por qué no asumir que hay gente mejor que nosotros, a veces?

Ah, que somos españoles y ganamos a todos en todo...

Anónimo dijo...

Claro, escribir ese tipo de post nos engrandece, qué espíritu tenemos, qué grandes somos... es que los del fútbol están siempre yendo de víctimas...

CLARO, CLARO...

Hasta que llega la final Olímpicade Pekín contra los americanos."qué final"... "los árbitros impresentables"... "qué robo"...

Pero, claro, es el vecino el fanático, el que se queja y nosotros el que vemos el espítiu olímpico y el deporte como un todo y no como un suceso aislado...

CUÁNTA HIPOCRESÍA...

Atonio

Alfonso23cb dijo...

Hola! muy buen blog y muy buen post.
Pongo enlace a tu blog en el mio, espero que te pases por el y le eches un vistazo: http://baloncestodealfonso.blogspot.com.es/

Saludos!

Anónimo dijo...

La Rojita se va con cero goles en las Olimpiadas.

¿A eso le sigues llamando que juega bien o vas a reconocer por una vez que te equivocaste? Si perder dos partidos y empatar uno y no marcar un gol lo llamas buen juego es que, como dice por ahí uno...CUANTA HIPOCRESÍA...

uN FAN

Juan José Nieto dijo...

De la final de baloncesto de Pekín siempre recordaré cómo en los momentos finales Kobe Bryant y Dwyane Wade metieron unos tiros increíbles. En cuanto a la rojita, todavía me estoy preguntando cuándo he hablado de fútbol. Recuérdeme, querido fan, en qué momento lo he hecho, así cómo el post en el que pedía que Navarro no viniera a la selección.

Saludos y enhorabuena a Mireia por su meritoria medalla de plata.

Anónimo dijo...

El post anterior hablaste de la Rojita.

Y de Navarro dijiste que no tendría que ir, que habría que renovar el equipo. Y mencionaste a Rudy como otro de los damnificados, otro que debería estar fuera. Eso lo escribiste tú, está publicado en tu blog, deberías saberlo tú mejor que nadie en que post lo pusiste... si es que los escribes tú, claro.

Un fan

Juan José Nieto dijo...

De la Rojita lo único que aparece es una foto. Seguramente fue todo lo que viste. E insisto, si estás tan seguro de que quería cargarme a Navarro y a Rudy deja el enlace porque es tan cierto como que yo maté a Kennedy. Y no había nacido.

R1Molano dijo...

Hola! Felicidades por tu gran blog.

Estamos renovando blogroll, te agrego a el. Espero que puedas hacer lo mismo. Somos la casa de Los Golden State Warriors en Español (desde 2008, + de 27.000 visitas)

Anónimo dijo...

Escribiste acerca de Navarro y Rudy antes del europeo pasado. Tú sabes bien que lo escribiste, es una buena táctica hacerse el despistado.

Un fan

P.D. Solo hay blogs escritos por veinteañeros???? No hay más escritos por adultos???

Anónimo dijo...

El artículo rebosa amarillismo por los cuatro costados.

No me ha gustado nada de nada.

Luis.

Anónimo dijo...

Joer juanjo,cada dia te caen mas palos por los articulos, eso es buena señal jeje. A mi me ha gustado me parece que tienes mucha razon.
Nos vemos
Kna

Juan José Nieto dijo...

Gracias Kna. Estoy encantado de que así sea. A este paso me convertiré en un escritor maldito de estos que tienen tanta mala prensa como lectores y dinero en la cuenta corriente jaja. Cuídate y espero verte pronto por las canchas.

Anónimo dijo...

Pretencioso

Antonio

Publicar un comentario