A propósito de Rondo





Al más puro estilo Adolfo Suárez, en una noche en la que los Celtics reciben a los Heat en un “todo o nada” para el equipo de la beantown, puedo contestar y contesto a este post publicado en LaCrónica desde el Sofá que podéis leer aquí.

Lo hago porque me apetece, porque quiero y porque me da la gana. Lo hago porque Crónica desde el Sofá es un sitio de referencia para los amantes de este deporte y porque sé que sus gestores estarán encantados de leer una opinión diferente. Lo hago porque hablar de baloncesto, aunque sea a través de los dedos, es el mejor antídoto contra el veneno que amenaza con destruirnos disfrazado de prima de riesgo.

Discrepo. Discrepo cuando decís que Rondo no es el mejor base de la liga. Lo achacáis a la pobre eficiencia ofensiva de los Celtics en temporada regular y recordáis que se encuentra rodeado por tres futuros miembros del Salón de la Fama además de por un jugador notable como Brandon Bass. Conviene recordar que entre los tres futuros hall of famers suman 106 años. Garnett ha vivido de su tiro en suspensión hasta el último mes de temporada regular, Pierce empezó lesionado la campaña y Ray Allen la ha acabado apoyando su peso sobre un tobillo astillado. Ahora, tanto el “34” como el “20” siguen arrastrando molestias que les impiden rendir al cien por cien. El que probablemente iba a ser su mejor aliado, Jeff Green, se encuentra a la espera de saber si podrá volver a jugar después de ser operado de un aneurisma en la Aorta. El máximo asistente de la liga debe generar juego en media pista debido a los problemas en el rebote defensivo y a la falta de vocación de contraataque del resto de sus compañeros. Si Rondo contara con un Kevin Durant, un Luol Deng o un Lebron James al que ponerle el balón en transición esas 11,8 asistencias que viene promediando en playoffs serían 15.

En cuanto al elemento propagandístico de los triples dobles sólo os puedo dar la razón. Se trata más de un icono que de un verdadero medidor de rendimiento. No os la puedo dar, en cambio, cuando tratáis con demasiada ligereza la capacidad reboteadora de Rajon Rondo. Un base reboteador, defensivo como decís, es una bendición para un equipo. Cuando el point guard coge el rebote las calles se ocupan enseguida y los pívots pueden forzar el balance llegando antes que sus respectivos pares, acostumbrados a dificultar el primer pase de contraataque. El rebote no sólo te da posesiones extra y se las quita al rival. También te permite controlar el ritmo del partido y desgastarte menos física y mentalmente en defensa.

No sé si manejáis cifras para poner en duda la capacidad de Rondo para finalizar bajo aro o para afirmar que rehúsa el contacto. Lo que sé es que es uno de los jugadores más golpeados de la liga y, también, uno de los peor tratados por los colegiados. Aceptando que en ocasiones el ataque de los Celtics parece una tela de araña en la que se enredan los propios jugadores, sólo puedo decir que apagones los tienen todos los bases, más aún si como Rondo, se ven forzados a estar en cancha más de cuarenta minutos por partido. 



Rondo es diferente. Reconociendo el talento de los Chris Paul, Deron Williams o Derrick Rose, lo cierto es que en el pasado ya hubo jugadores como ellos buenos lectores del pick and roll e incisivos penetradores dotados de un buen tiro en suspensión. Sin embargo, muy pocos nombres se pueden asimilar al juego del “9” de los Celtics. No sólo exagera Magic. También lo hacen Bob Cousy, The Houdini of the Hardwood, o el propio Chris Webber. No es que quiera refugiarme en la autoridad de estos comentarios, es que coincido con quienes más saben de esto, con quienes conocen de primera mano lo difícil que es jugar en la actual NBA con 1,85 y una triste cinta por armadura y hacerlo como lo hace Rondo. A lo Sinatra. A su manera. 



Cuando la ventana del big three se cerraba apareció Rondo para abrir un portón. Cinco años después de que Allen, Pierce y Garnett se dieran el sí quiero, el cemento que ha impedido un divorcio prematuro lo pone Rondo. Bueno, Rondo en cuanto que prolongación de Doc Rivers sobre el parqué. No sé en qué lugar colocar la actuación del pasado miércoles. Sólo espero que antes de que acabe junio veamos algo parecido o aún mejor. Rondo es así, incosistentemente genial. Mucho más que un jugador de baloncesto. Y, por supuesto, el mejor base de la competición.

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

7 comentarios:

Javier Palao dijo...

Hola!!

No he podido rechazar la invitación a semejante debate. Una vez más tu desmedida y subjetiva pasión por los verdes te hace enseñar el plumero sin que se te suban los colores pese a los resultados.

Estoy muy de acuerdo en muchas cosas. Si bien Rondo me parece un jugador extraordinario, no se si ponerlo como mejor base de la liga. Ser el mejor en términos absolutos, siempre es complicado de afirmar en el baloncesto, excepto de Jordan, donde no hay duda para ningún hombre cabal.

Si que lo pongo entre los 2-3 mejores bases de la liga. Tiene casi todo lo que le pides a un base. Defensa, Cabeza y pase, pero lo cierto es que hay una pata más en esta mesa y es ANOTACIÓN. No niego su capacidad ofensiva, para mi casi vale más una asistencia que una canasta (como decía Magic, hace felices a 2 personas), pero a esto juegan 5 y si puedes anotar, eres otro jugador a defender. El pasado partido demostró que podía anotar 40 puntos en play off, pero lo difícil es mostrar consistencia y recursos.

Creo que aún es joven, y este punto, si es inteligente (que lo parece), acabará siendo otro fuerte en su juego, entonces si hablaremos en estos términos de, el mejor base de la liga.

Cuando pueda anotar con un tiro consistente y con más recursos que una simple bandeja.

Pero no me malentiendas, es una máquina, me encanta y lo ficharía antes que a Rose o Williams.

CP3, Westbrook, Nash... Son grandes bases también, pero claro no hay 1 perfecto, no me atrevo a decir que es EL MEJOR. Al que no le falla la defensa, le falla la cabeza, al que no le falla algún aspecto ofensivo... Pero sí, entre los 3 mejores, sin duda.

Mario dijo...

¡Como nos gusta hablar!

En primer lugar, encantados de que alguien entre al trapo y poder compartir puntos de vista.

Sí que es verdad que el Big 3 está mayor, pero es que Boston no está al nivel de equipos con Durant, James o Deng. Cleveland y New Jersey están justo por encima en eficiencia, y la actual encarnación de Allen, Garnett, Pierce no creo que tenga mucho que envidiar de los Humphries, Jamison, Thompson y Morrow. Ningún compañero del quinteto está para 25 puntos por partido, pero todos te garantizan más de 10, no hay ningún inútil completo en ataque, de esos que hoy en día casi todos los equipos llevan uno en el quinteto.

Sí es verdad que falta capacidad atlética para recibir y finalizar cerca del aro, pero los 4 tienen un tiro a media/larga distancia dulce. Por poner ejemplos, Paul jamás podría hacer pick'n'pops con Griffin y Jordan, Rose no los hace con Noah, Westbrook con Perkins... Rondo tiene la ventaja que sus compañeros son lo suficientemente buenos para que de un bloqueo se le abrán dos opciones distintas de pase... que serían 3 si él se decidiera a tirar. Esa ventaja que tiene con el resto de bases que muchas veces solo tienen 2 opciones (el roll del pivot, o tirar), no la aprovecha.

En cuanto a lo del rebote, no queríamos tanto quitarle el crédito del rebote en sí, como subrayar las implicaciones que tiene en sus triples dobles y su fama. Pero ojo, que con los rebotes hay dos detalles que no comentamos: primero, en media, no coge muchos más, de hecho, su porcentaje reboteador, un 7.7 no es mucho mayor que el de Westbrook (7.4), Paul (5.8), Nash (5.3), Rose (5.3) y Parker (5.1). Rondo coge solo un par de ellos más por partido que el resto de bases Top, y en el caso de Boston, además, en el que los pivots no son de salir a correr no ayuda al salir al contraataque. El tema es que los días que entra en modo "dominatrix" coge 12 o 14, pero si le quitamos esos partidos, Rondo rebotea como el resto de bases en número.

En cuanto a poner en duda su finalización bajo el aro, sí que hay números:
http://www.hoopdata.com/shotstats.aspx?team=%25&type=pg&posi=PG&yr=2012&gp=0&mins=0

Ordenando aquí el FG% de tiros "At rim" se ve como Rondo ha sido flojo en este aspecto: 58.9% (por comparar, 74.3% Nash, 66.3% Paul, 65.7% Parker, 61.6% Westbrook y Rose, que está por debajo con un 58%). Si esto le sumamos a que cuando le hacen falta, no llega al 60% de acierto, cuando todo el resto de bases de postín están del 79.9% de Parker hacia arriba...

Y lo peor, es que está yendo hacia abajo, del 65% hace dos años, al 63%, y este año al 59%. Supongo que el declive de los jugadores de Boston también acompañará, y espero que sea eso, más que una tendencia.

En cuanto a lo especial que Rondo es, nadie puede negarlo. Es un jugador diferente, interesante, un demonio en defensa, y sus mejores actuaciones rivalizan con cualquiera.

Pero no lo estamos comparando con los Lowrys, Conleys y Jennings de la Liga. Estamos hablando de Chris Paul (que no llega al 1.85 de Rajon siquiera), de Steve Nash, de Tony Parker, de Russ Westbrook, de Derrick Rose. Lo mejor de lo mejor.

Si Rajon se acercara a ser la amenaza anotadora que son algunos de ellos, su defensa, su visión de juego (que se vería incluso mejorada), el rebote y los intangibles, lo propulsarían al número 1. Pero no lo veo todavía ahí.

¡Un abrazo, Juanjo!

Martín IJ dijo...

No se si el mejor, porque igual no tiene el talento ofensivo de CP3 o westbrook o Rose ( talento el de cp3, los otros dos dependen bajo mi humilde opinión demasiado del físico) , pero si que creo que es el que más aporta en general dado que defiende como nadie, asiste como rubio y penetra como Parker y ha experimentado una gran mejora en su tiro exterior.
Me gustaría verlo con un PF atlético tipo Kevin Durant, LeBron o alguién con movilidad para testar lo que juanjo dice.

Un saludo a todos

Anónimo dijo...

Me voy a mojar un poco.

Después de leer los comentarios de este blog, la propia entrada de Juanjo y la entrada en la “Crónica desde el sofá”, no queda mucho más que decir. Estoy de acuerdo con todos pese a que las opiniones en algunos casos sean contrarias (parece complicado pero cada vez que leía algo pensaba: “Pues sí, tiene razón…” Y eso es porque no tengo una opinión clara del asunto, supongo).
Solamente intentar aportar algo de justicia sobre el que para mí es el base con más talento de la liga y el encargado de dirigir la orquesta de los Spurs: Tony Parker: 3 campeonatos de la NBA, un MVP en las finales y sobre todo una forma de dirigir al equipo que para mí, hoy por hoy, es el claro favorito para el anillo. Además de sus más de 18 puntos por partido en temporada regular, sus casi 8 asistencias de media y el 48% en tiros de campo. ¿Este conoce el secreto, Juanjo? ¿Podrán el resto de los bases conseguir lo que ya ha conseguido Parker? ¿Hasta dónde va a llegar? (tiene 30 años). ¿Es peor Parker que Rondo? ¿Qué Paul?... Yo no lo creo. En esto del baloncesto no hay nada absoluto (por mucho que se empeñen algunos en Jordan). Cuestión de gustos.

Abrazos.

Dani Legend

Explorador dijo...

Ahora mismo, me inclinaría por parker, que hace jugar al equipo que mejor juega. Ese es mi baremo, aunque sé que no es del todo justo...pero cualquier otro me resulta menos objetivo, aún ;)

Un saludo :)

Javier Palao dijo...

Creo que Parker es muy bueno, pero es de los peores defensores que he visto entre las estrellas. Por tanto no lo meto en ese colectivo. Para mi los BUENOS de verdad, son los jugadores completos, y ahí Rondo es indiscutible... Y Jordan, más absoluto aún, Dani... ;)

(Creías que no caería??)

Anónimo dijo...

que tipo mas fanatico, siempre hablas de lo mismo y siempre con ese aire de superioridad...

no vuelvo mas por aqui...eres monotematico.

un fan del baloncesto

Publicar un comentario