Juego de Tronos





Derrocadas las dinastías más pujantes de la primera década de siglo, Spurs y Lakers, y enterrada, aunque es difícil adivinar si para siempre, la mística que envuelve a los caballeros del trébol, un nuevo panorama se abre en ese océano de tierra que se encontraron españoles, ingleses y holandeses allá en la Edad Moderna.

En esa tierra indómita, mezcla de pedregales y llanuras fértiles, de montañas cuarcíticas y desiertos fríos, dos reinos se disputan la hegemonía. De la Península de Florida, estrecha franja de tierra que separa el Océano Atlántico del Golfo de Méjico, proceden los Heat, los señores del calor, doce guerreros acostumbrados a batallar sin armadura intentando hacer daño en el campo abierto. Su indiscutible señor responde al nombre de Lebron James. Le escoltan sus dos más fieles aliados: Dwyane Wade y Chris Bosh. Su séquito, más que por su habilidad o destreza, destaca por su intachable fidelidad, por su más que probada lealtad.

Dos mil kilómetros hacia el oeste, entre las Tierras Altas y las Grandes Llanuras, asolado por incendios y tornados, se erige el reino del trueno gobernado por una dinastía que abandonó, hace pocos años, el frío y lluvioso noroeste para instalarse en latitudes más cálidas. Aquí, en esta tierra de nadie abierta al ataque de cualquier enemigo que ose penetrar sus fronteras, manda Kevin Durant, un extraterrestre con cualidades de procedencia desconocida. Un siempre insidioso Westbrook, le disputa el cetro desde dentro. Por fortuna, el otro miembro del triunvirato se encuentra centrado en otras guerras y es que para Harden no hay nada mejor que herir una vez tras otra la moral del enemigo a base de triples o penetraciones imposibles. Cabe destacar, también, la imponente presencia de dos centinelas, Serge Ibaka y Kendrick Perkins, la pareja mejor preparada para contener los ataques enemigos.


Calor y trueno no son realidades físicas enfrentadas. Más bien, al contrario, se encuentran íntimamente ligadas y coalescen en el tiempo. Lo que está claro, es que ambas necesitan de una importante fuente de energía, una energía que, durante las dos próximas semanas, encontrará su origen en el deseo que ambos reinos tendrán por hacerse con el anillo de la NBA, un anillo para dominarlos a todos.

Un anillo que pasa, ya en clave baloncestística, por lo que puedan hacer secundarios como Battier o Haslem en los Heat y Collison o Fisher en los Thunder. Su aportación suele pasar desapercibida, pero son esos puntos con los que los rivales no cuentan los que más daño hacen a la estrategia rival.

Será clave, también, la aportación de Chris Bosh. Puede que Spoelstra siga utilizándolo desde el banquillo para igualar el flujo anotador que aporta Harden en Oklahoma y para evitar enfrentarlo, directamente, con esa guardia pretoriana formada por Perkins e Ibaka que protege el aro de los de Brooks.

Decisivas, también, serán las actuaciones de Westbrook y Wade. Dos de los mejores dribladores de la liga, dos de los físicos más explosivos, se verán cara a cara durante muchos minutos cada partido. No descarten que Westbrook defienda a Wade en los minutos calientes de la serie mientras Durant se “relaja” tapando con su envergadura los triples y las penetraciones de Mario Chalmers.

Será interesante, también, comprobar cuál de los entrenadores conduce la partida a su terreno, quién de los dos, Spoelstra o Brooks, mueve sus fichas antes para colocar un quinteto formado por cuatro exteriores. Creo que a ambos, por las piezas que tienen, les puede interesar oponer este formato. En ese momento la táctica dejaría paso al talento y la trinchera a un frente descubierto de cualquier tipo de obstáculo para que decidan el talento y la fortaleza mental.

Será esta última cualidad, la fortaleza mental, la que termine por decidir cuál de los dos monarcas es el rey mejor preparado para dirigir los designios de la nación. Aunque a priori parece imposible decantarse por Lebron James o Kevin Durant atendiendo a cuestiones numéricas o deportivas más allá de gustos o preferencias personales, esta final, este choque en las alturas, nos puede dar muchas pistas sobre el verdadero carácter de los aspirantes. James intentará anotar en transición, tras penetración, desde el tiro libre o a través de sus suspensiones en el rango de los 5-6 metros. Durant, además de todo eso, puede hacerlo también desde más allá de los 7,24. James defenderá a Kevin. No, en cambio, Kevin a James salvo en contadas ocasiones. Lebron, buen conocedor de la leyenda de Alejandro el Magno, intentará convertir el duelo en algo personal. Durant, más persa que macedonio, más Darío que Alejandro, se refugiará en sus tropas sabedor de que la gloria final no pasa por meter, rebotear o asistir más que Lebron, sino porque el equipo anote un punto, aunque sólo sea uno, más que el rival. 




Por ello ganarán los Thunder, por la astucia y saber hacer de su rey. He ahí mi pronóstico. Los del trueno en siete bonitos partidos en una final que promete ser la mejor desde las que libraron Celtics y Lakers en los ochenta. Y tú, ¿con qué rey te quedas? 



UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A principio de temporada escribiste:

" Alguien duda que el Barcelona ganará la Liga y la Copa.Yo no lo dudo"

Me parece que te has vuelto a lucir. Como el Madrid gane la Liga, pronóstico desastroso.

Como se pueden hacer ese tipo de afirmaciones a principio de un campeonato. Creo que aún te queda mucho por aprender en este mundo de la canasta, estás en pañales en cuanto a conocimientos técnicos. Hablar del pasado está muy bien, otra cosa es disertar acerca de baloncesto puro y duro. Ahí patinas estrepitosamente

Después de esta metedura de pata enorme (otra más), acéptame una recomendación:

el nivel de conocimientos de baloncesto no se hace comparando con el que antes se tenía sino con el que objetivamente puede tener alguien que sabe de esto.Un abogado no es mejor por saberse la historia del Derecho Mercantil sino por saberse la legislación y saber aplicarla e interpretarla. Todavías andas en lo primero.

Un saludo

Antonio

Juan José Nieto dijo...

Pues quizá tengas razón en que me he precipitado en alguno de mis análisis. Los que fallé y los que acerté (descenso de Estudiantes después de verles jugar un amistoso en Salamanca o caída libre de los Lakers en el post "Ni contigo ni sin ti") que seguro, a tenor de tu buena memoria y de lo fan que eres de este blog, recuerdas.

Seguiré acumulando conocimientos históricos porque pienso que la historia, caprichosa, tiende a repetirse y, desde luego, nos da muchas pistas de lo que puede volver a ocurrir.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Lo del estudiantes no hay que ser un lumbreras para saberlo, era vox populi.Otro tanto de lo mismo para los Lakers, no te hagas trampas en el solitario. Según tu criterio, vaticino que el año que viene el Madrid jugara el play off.

Solo hablas del pasado pero del presente , de lo que realmente cuenta, muy poco.

Hay que tener más conocimientos del baloncesto actual, que es el que se practica y el que se juega. Saber si la madre de Auerbach le gustaba cocinar cookies de chocolate está muy bien para otro tipo de cosas, para el baloncesto técnico creo que no.

Antonio

UnKasZ dijo...

Antonio, para eso apúntate al curso de nacional de entrenador de baloncesto. Hay muchas personas que nos encanta leer el blog de Juanjo y como toda predicción se puede equivocar. Le ciegan los Celtics, todos lo sabemos ( xD) pero vamos. Al principio de temporada creo que también todos pensábamos que el Barça haría el doblete y quién sabe si el triplete. Por poco no lo ha conseguido por cierto y me alegro por ser madridista :).

En cuanto a la final, veo también favoritos a los Thunder. Sobretodo porque creo que tienen armas para parar a Lebron. El mismo Sefolosha será un auténtico Bruce Bowen. La pareja interior de Thunder va a intimidar y obligar a rectificar muchas penetraciones de Lebron/Wade y cía y además presiento que la partida de ajedrez de los banquillos se la lleva Brooks más por demérito de Spoelstra que por sus propias virtudes. De todos modos creo que Miami ganará dos por lo menos pero bueno, es un pronóstico y si gana Miami 4-0 pues bueno, me habré equivocado.

:D

fer

PDT: gran experiencia con mi equipo en el campeonato de españa cadete juanjo, una pena el nivel de mi comunidad (Navarra) en la que no hemos tenido nivel para competir y eso se nota cuando te enfrentas a otros equipos. No equipos de cantera ACB, digo los equipos a priori "competibles"

Anónimo dijo...

Jua jua jua, vaya leccion de humildad Juanjo te han dado, jejeje... No lo tomes a mal.

UnkasZ, yo no creía que el Barcelona iba a ganar el doblete. Primero porque hay que ver el salto que dio el Madrid el año pasado.Otro aspecto a considerar es el nuevo entrenador.También el inicio de temporada del equipo blanco, que se le veía con otra mentalidad y más factores. Yo me inclinaba más por el Real Madrid que Barcelona. Cuando uno lleva muchos años de baloncesto a las espaldas hay un plus que se tiene y que Juanjo carece y por eso sus visiones limitadas en cuanto a aspectos técnicos y estratégicos.

Un antiguo bloggero

Anónimo dijo...

Esperando que Antonio nos aclare cómo se puede interpretar una ley sin situarla en su momento histórico y las normas precedentes, te felicito por la entrada, Juanjo. Muy imaginativa, as usual. Si fallas, prometo no venir a restregártelo. O sí, que coño, animemos a que Antonio nos ilumine sobre este deporte en el medio párrafo que es capaz de escribir sin resultar aburrido.

Un saludo, de un bloguero actual (Miguel)

;)

Anónimo dijo...

Juanjo aprenderá más de mis criticas que de tus huecas adulaciones, que por esperadas y reiteradas en el tiempo, no producen ningún efecto.

Antonio

Javier Palao dijo...

Veo mucho egocentrismo y prepotencia en estas líneas.

Soy el primero en debatir, con argumentos, cualquier opinión contraria a la de Juanjo, pero desde luego creo que si algo tiene en su haber JJ, es conocimiento de baloncesto. Quizás el conocimiento de una persona jóven, pero desde luego muy superior a la media y ni que decir a la de sus iguales en edad.

El que firma como Antonio y "un antiguo bloggero" que bien podrían ser la misma persona, sin duda no han aportado ni un solo argumento que defienda su postura. Solo he leído ataques sin fundamento.

De hecho hoy por hoy, el Barça aún puede ganar la liga, por tanto JJ volvería a acertar, y estando en la final, ya me parece un gran acierto.

En cuanto a hablar del pasado y la historia, si no conoces el pasado y no sabrás sobrevivir en el presente y por tanto no tendrás futuro.

Creo que en este blog se habla mucho y bien de baloncesto, con conocimientos históricos y técnicos de sobra (se pueden ver post pasados donde se explican diversos tecnicismos baloncestísticos).

En cualquier caso, el Currículo de JJ es bastante extenso en cuanto a baloncesto, en ello se incluye el título de entrenador, el puesto de base titular en un equipo de los mejores de la ciudad (no es porque sea el mío, es que llevamos suficientes años ganando cosas y llegando a finales como para permitirme la licencia) y sin duda un cerebro privilegiado para dentro y fuera de la pista.

Pero no quiero dejar mi comentario sin ofreceros tanto a ANTONIO como a "Un antiguo bloggero", jugar un 2x2 con Juanjo y conmigo en cualquier cancha del mundo si queréis aprender algo de basket. Entonces hablamos de quien "está en pañales" y "limitado en cuanto a aspectos técnicos y estratégicos".

Un saludo, y un poco de respeto.

Anónimo dijo...

Antonio, lo único que se puede aprender de tus comentarios es sintaxis xDD Ah, y el uso vanguardista de las comas. Al final, el pronóstico desastroso fue el tuyo ;)

Un saludo.

Miguel :)

Publicar un comentario