El rey, los reyes, twitter y un derby






Aunque alguno de vosotros pueda pensar que hoy es la noche del rey, víspera de la noche de reyes y, claro, 4 de enero, yo sólo puedo deciros que estáis equivocados. No porque en la 1 no esté Hermida lamiéndole el culo al borbón que reina, pero no gobierna. Ni tampoco porque mañana sea la noche en la que unos presuntos sabios de oriente se desdoblarán en miles de versiones de sí mismos para pasear por las calles y plazas de nuestras ciudades generando una ilusión tan falaz como efímera entre los niños que un día serán adultos y seguirán preguntándose por qué no hay regalos si se han portado bien. Pero igualmente estáis equivocados. En todo salvo en que es 4 de enero.



Y es que en realidad hoy es la noche del día en el que Kobe Bryant se hizo una cuenta oficial en twitter, una más dentro de esa red social que amenaza con envolver al planeta generando un nuevo recalentamiento, en este caso neuronal, que sumar al provocado por el efecto invernadero, el agujero de la capa de ozono y Telecinco.



Esta noche, además, y ya hablando en serio, se disputará el derby de Los Ángeles, el enfrentamiento que durante cuatro veces al año mide las fuerzas de Lakers y Clippers en el mismo escenario, el Staples Center de la ciudad californiana, una especie de nave espacial aparcada sin demasiado buen gusto en el medio de un downtown que intenta recuperar su vida interior a base de centros comerciales, restaurantes y locales nocturnos. La diferencia con respecto a otras temporadas pasa por que al hermano pobre de LA le ha dado por sublevarse presentándose a la cita con un balance nueve partidos mejor que el de sus vecinos de púrpura y oro.



Aunque los resultados hablan por sí solos, un rápido vistazo a las plantillas nos permite deducir que es la planificación, por su presencia o ausencia, el factor clave del éxito de unos y de las decepciones de los otros. Así, mientras en las oficinas de los Clippers se mantiene un contacto directo con el cuerpo técnico y se atiende a lo que éste pueda sugerir, en los Lakers preocupan más cuestiones extradeportivas o personales, viciadas en todo caso de la vanidad que envuelve a todo lo que se mueve en la franquicia. En los Lakers, si alguien tiene algo que decir se lo consulta primero a Kobe Bryant. Sí, el de la cuenta de twitter, y uno de los cinco mejores anotadores de la historia del campeonato, un genio con el balón en las manos, pero un mal gestor para los designios de su propio equipo.



Sirva como ejemplo el nombre de Lamar Odom, el ala pívot que llega a la liga para jugar en los Clippers, madura en Miami y disputa sus mejores partidos con los Lakers para que éstos finalmente le regalen. Ahora, tras un periplo fallido en Dallas, Odom es una garantía desde el banquillo que Vinnie del Negro no piensa desaprovechar. Pues bien, la salida de Odom a cambio de nada fue el principio de la hecatombe en unos Lakers que aún siguen buscando esa figura del cuatro abierto que rebotea, ataca de frente, puede lanzar y sobre todo, le hace la vida más fácil a los pívots puros del equipo. Y no, Jamison no es Odom. Nunca lo fue. 





Es hora de poner a grabar el partido, ese choque de personalidades deportivas que promete no defraudar. Y es que si los Clippers revolotean como una mariposa y pican como una abeja al más puro estilo Muhammad Ali, los Lakers practican un juego más pesado y posicional. En breves horas comprobaremos si Nash es capaz de cuadrar el círculo y colocar a cada cual en el lugar donde más rinde mientras persigue por el rectángulo de juego a un Chris Paul cada vez más simbiotizado con el baloncesto. También promete emociones fuertes el duelo entre Pau Gasol y Blake Griffin y es que el de Sant Boi ya ha conocido de primera mano las habilidades atléticas del ex alumno de la Universidad de Oklahoma. Sin embargo, más allá de todos estos alicientes, el factor x y una de las principales claves del buen hacer de los Clippers se llama Jamal Crawford. El mayor candidato en estos momentos al premio de mejor sexto hombre es una amenaza constante para las caderas de sus defensores. Veremos si D´Antoni se atreve a colocar a Ron Artest frente a un jugador mucho más rápido, listo y talentoso que él. 





En la víspera de la noche de reyes los aficionados al baloncesto nos hemos encontrado con un regalo por adelantado. Se trata del derby de los Ángeles, un duelo que promete ser de cine. 





UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

4 comentarios:

Javier Palao dijo...

Por desgracia no tuvo mucha magia. Sin Crawford y casi sin Pau, Clippers se hizo rápido con el partido y estuvo a punto de tirarlo en los últimos 5m, donde un casi perfecto CP3 quiso convertirse en Kobe para lo peor. Chupar y chupar para no sacar nada, solo 3-4 posesiones tiradas a la basura que salvó con un tiro en la cara de Bryant a falta de 30s.

No se qué le pasa a Pau, pero debe madurar. Basta de excusas. Es cierto que MD no sabe jugar con la plantilla que tiene y no defienden nada. Pero no es excusa para salir a pasear por la pista con los brazos abajo.

Buen partido de Kobe, que sin embargo cada día da menos asistencias y es menos líder.

Los Clippers necesitan a Hill y Billups para mantenerse cuerdos en los finales de partido, porque Crawford volverá y volverá a ser el mejor 6º.

Este año pinta muy bien para 10 equipos y para los fans, pero por desgracia para LAL, ellos no están entre los 10:

Clippers
T-Wolves
OKC
Miami
NY Knicks
Memphis
Brooklyn
SAS
Warriors
y si Rose quiere/puede Chicago.

Feliz año!!

Anónimo dijo...

Lamiendo el culo Hermida al Rey...¿pero dónde te crees que vives, muchacho?????

Te crees que el mundo se rige por las premisas de los veinteañeros, donde tu estás,y que una entrevista debe ser el púlpito para mostrar todas nuestras bajezas???'Eso es sálvame, querido, creo que te confundiste de canal...

El Rey es una institución, no un personaje rosa para preguntarle acerca de Corinnas u otras lindezas.... ya lo aprenderás cuando vayas creciendo, estás muy verde aún...


Un periodista

Anónimo dijo...

"ilusión falaz"


tu estás amargao, tío...

Anónimo dijo...

Este Javier Garcia-Palao que da 10 equipos como favoritos, dijo antes de comenzar la temporada que lakers eran los "favoritísimos" al título. Claro que entonces estaba, según García-Palao, el "descerebrado" de Brown como entrenador.

Publicar un comentario