¿Uno de los nuestros?




No sé si es una impresión personal o generalizada. Quizá se trate más bien de una intuición, pero nunca vi a Sergio Scariolo cómodo con el polo rojo (o blanco) plagado de enseñas publicitarias y con el logotipo de la Federación Española de Baloncesto. Os propongo algunos motivos para pensar de este modo.

El español, cuando se le pregunta, niega siempre la mayor, es decir, ¿es usted racista? Para nada, por favor, todos somos hijos del mismo Dios. Eso sí, oígame, con el paro que hay para qué van a venir de fuera o "un español lo podría hacer mucho mejor". Creo que la cepa lombarda de la que fructificó Sergio no le ayuda a la hora de ganarse el favor de la afición, porque si las cosas van bien diremos que cualquier chavalín que entrena en los patios un sábado por la mañana podría hacerlo igual y si le va mal el peor insulto que saldrá de nuestras bocas será "¡italiano de... Brescia!".

La sombra de Pepu siempre fue más alargada de lo que su valía como entrenador se merece (ya veo bajar toda una catarata de críticas). Algunos, los que me conocéis, sabéis que nunca fui un seguidor de la labor de José Vicente Hernández, mejor psicólogo que diseñador de sistemas, mejor en los tiempos muertos motivacionales que a la hora de mover pieza y contrarrestar alguna maniobra táctica de los rivales. Cuando alcanza el puesto de seleccionador Sergio se encuentra con un listón muy alto en lo referente a los resultados y más alto aún en el plano emocional por todo lo que Pepu simboliza entre el aficionado medio español que siempre recordará lo fuerte que fue al digerir en silencio la muerte de su padre en la noche previa de la final del Mundial antes que lo mal preparada que llegó nuestra selección al Europeo de nuestro país tanto a nivel físico como táctico.

El Europeo de Polonia lo ganan los jugadores y el Mundial de Turquía lo pierde Sergio. Lo sé, esto no sólo le ocurre a Scariolo, sino que es un mal que afecta a todo entrenador de nivel. La reunión que los jugadores mantienen tras el intento de motín después de la derrota contra Turquía en la que la última bola se la juega el chavalín (Sergio Llul para los que no tenemos los galones de Marc Gasol) es la que salva la química del grupo y a partir de ahí, según la prensa, se recupera el baloncesto alegre que siempre nos identificó y que Pepu a base de una especie de varita mágica inculcó en el equipo. Lo que quiero decir es que para el gran público la tarea de Sergio durante el verano de 2009 se resumió a dejar hacer, a que Navarro y Gasol dijeran que de sistemas nada de nada y a molestar lo menos posible. Y yo, me las querré dar de purista, no me creo que todo fuera mera improvisación y es que a partir del segundo cuarto contra Lituania vi los mejores partidos de este grupo de jugadores arrasando por veinte puntos a Francia, Grecia y la emergente Serbia que un año más tarde nos eliminaría, milagrito de Teodosic mediante, del Mundial.

Lo que está claro es que al lombardo se le agotó todo el crédito de la afición española cuando una selección masacrada por las lesiones y con Pau Gasol de comentarista no dio el nivel esperado durante el Mundial de Turquía. Sin embargo, a pesar del relativo fracaso que supuso la temprana eliminación, que en un deporte como el fútbol hubiera supuesto el más que probable cese del entrenador, ni siquiera hubo debate sucesorio, ni siquiera se planteó una posible dimisión.

Queda mucho, me temo, para que los aficionados consideremos a Sergio Scariolo como uno de los nuestros. Sin embargo, de lo que no cabe duda, es de que el italiano es uno de los hombres del presidente, de un José Luis Sáez que parece tener depositada una confianza ilimitada en su trabajo. Lo cierto es que a un mes vista para el comienzo de un campeonato que otorga plazas directas para el sueño olímpico de Londres, lo más indicado es que hagamos piña para que este equipo plagado de grandes jugadores sea algo más que la suma de individualidades y para que, por fin, la mezcla generacional de como resultado un engranaje casi imparable.

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

10 comentarios:

LaFura dijo...

Me muerdo la lengua y lo resumo tal cual.

La FEB es “un cortijo rociero” donde Pepe Sáez es el cofrade mayor y solo tienen cabida sus pamperos y mariachis. Donde el que se mueve no sale en la foto (¿verdad Pepu y Aíto?) y el presidente, cual dictador de “republica bananera”, hace del autoritarismo y “amiguismo” su doctrina particular, llegando incluso a la censura la lidertad de información (http://www.tubasket.com/noticia/La-FEB-veta-a-TUBASKET.com-por-emitir-el-vdeo-de-Pepe-Sez-y-las-primas-a-la-Sub-20/282538/1) cuando sus “intereses” se ven afectados.

Juan José Nieto dijo...

Impresionante documento La Fura. Lo desconocía y me ha puesto la piel de gallina. Creo que actos de este tipo son los que merecen un motín en toda regla por parte de unos jugadores, los de la absoluta, que son los únicos que pueden contrarrestar el despotismo con el que ejerce su cargo el señor José Luis Sáez. Scariolo debe de ser un hombre muy fiel para que después del sexto puesto no se discutiera en ningún caso su continuidad. Defiendo su labor como entrenador, critico su aparente servilismo.

LaFura dijo...

Si tienes un momento échale un ojo a la parte final de esta entrada.

http://distrito-21.blogspot.com/2010/09/espana-mundobasket-2010-la-pasion-turca_15.html

Por cierto, muy buena la entrada anterior y la espontaneidad del debate (al cual, por desgracia, llegué tarde).

Juan José Nieto dijo...

Me ha gustado tu entrada y lo mejor de todo es que es de perfecta actualidad. Tenemos un entrenador fiel, un presidente que actúa con métodos de mafioso carcelario y unos jugadores que parecen estar al margen de lo que sucede en las oficinas... Por suerte. Aun así, y me quedaré solo, creo que Scariolo es un buen entrenador.

Javier Palao dijo...

Efectivamente... JJ te quedas solo.

Sin entrar mucho en el curioso documento de LaFura, que por otro lado no me sorprende en este pais, diré que viendo la clase política de España, porque lo jefazos del deporte no iban a ser iguales... Que asco damos, cada día tengo más ganas de irme a vivir a Finlandia, o Suiza donde la gente es honrada y cívica.

De modo que me centro en lo exclusivamente deportivo, como bien saben los que me conocen, soy una persona bastante por no decir, totalmente abierta. No tengo problemas con razas, nacionalidades, sexos o condiciones. Pero creo que así como las ligas han de ser de los clubes, donde cada club es dueño de hacerse con los mejores jugadores y técnicos disponibles en el globo, las selecciones, para conservar su esencia, deberían ser de profesionales de cada pais ya que es el propósito de las competiciones de selecciones. Todo lo demás se desvirtúa y es lo que acaba globalizando, franquiciando y extinguiendo la originalidad de las cosas.

Si al final las selecciones se convierten en clubes en los que se ficha al mejor por cualquier medio (la naciolización de Ibaka me parece de escándalo), dónde acabará esto en 10 años???

Ibaka, que ya no juega en España, por muy español que se sienta, no vive aquí, no nació aquí y no trabaja aquí, entonces con qué derecho le quita el puesto y la ilusión a cualquier otro profesional del país???? Con el único derecho de ser mejor equipo a toda costa??? Con el único derecho de hacer una nacionalización express para solo 1 mes de participación???

Maldita locura... Para eso están los clubes donde es algo mucho más legítimo.

Haciendo esto, al final pasará lo de siempre, los más poderosos tendrán a los mejores y solo el "Real Madrid y el Barça" jugarán la liga mientras los demás se baten por un mísero 3er o 4º puesto. Qué pasará con Servia o Alemania donde grandes jugadores no tendrán compañeros porque jugarán en USA o ESPAÑA???? Se quedarán sin representación???

Javier Palao dijo...

...YA ACABO...

Por otro lado y para terminar, independientemente de la nacionalidad -ITALIANA- (según su ficha) de ESCAYOLO, diré que para mí las ligas las ganan y las pierden los EQUIPOS, ni los jugadores, ni los entrenadores en exclusiva, y tan culpable es LeBron James de no ganar el anillo por su incapacidad para anotar en las finales, como Spoelstra por no poner a las estrellitas en su sitio con una buena bronca.

De modo que Scariolo, para mí, es un pésimo entrenador, una selección que lleva ganándolo TODO desde hace varios años, se va a pique con la llegada de un entrenador... Por algo será, buena química entre los compañeros siempre hubo, calidad en todas las posiciones innegable, la ausencia de Pau... A ver 1 jugador como Pau condiciona, pero Marc y compañía tenían talento de sobra si se supiera explotar.

Las decisiones en cada partido han sido penosas, cuando España ha empezado a jugar a algo, porque no ha jugado a NADA y eso es culpa del entrenador, se hace un cámbio táctico, se cambia el 5 de pista, o se mete una bronca monumental (y siempre en este orden), pero no puedes llegar con ese equipazo y hacer el ridículo con equipos mediocres. JODER; son profesionales!!

Si los tiros no entran, si los pases son malos o se lucha hasta el final pero se pierde en la última jugada contra USA, pierde el EQUIPO, pero si eres un buen entrenador, consigues eso, un EQUIPO.

P.Jackson, consiguió que Jordan hiciera un equipo a su alrededor, casí lo consiguió con Kobe en los 2 últimos años... ESO ES UN ENTRENADOR. Los Lakers o Céltics, plagados de estrellas en los 80, eran equipos... Por sus grandes entrenadores (KC-Riley...)

Pepu, era un buen entrenador... Y es que muchas veces, hace falta menos gomina, menos pizarra líder de ventas, menos táctica de sorpresa heróica y más motivación, más psicología y más juego FÁCIL, porque el basket en realidad es muy sencillo, meter una canasta en la situación más favorable posible para favorecer el %. Un ataque feliz es una defensa feliz, juego en equipo, y jugadores alegres. Vicente del Bosque no será el mejor táctico del mundo, pero sabe entrenar, porque muchas cosas, no están en los libros de entrenador. Preguntar a sus jugadores, dónde juegan cómodos o dejarles cierta libertard es esencial.

En fin... A ver hasta dónde llega el hambre de Pau y compañía porque si de Sergio Star dependemos, haremos otro ridículo tempranero.

Abrazos!

Explorador dijo...

Coincido con Javi. Escarolo es un buen entrenador que quiere aprovechar cualquier oportunidad para demostrarlo, y eso no me gusta. Pepu probablemente sabe menos cosas, pero sabe mejor las que más importan. De cualquier manera, como está Seryo, pues a apoyar a Seryo :) creo que las expectativas son buenas, ahora sabemos que podemos perder, y estamos más preparados para las dificultades qe en otros campeonatos, me parece. Y si se pierde, no se acaba el mundo, si sólo nos interesara el resultado, lo veríamos a la mañana siguiente en el teletexto. Que trabajen y e diviertan, y a ver si se puede ganar.

Saéz es un buen gestor que tiende a unas formas autoritarias impresentables cada vez más a menudo. Espero que reflexion, y que sus groupies no le aíslen de la realidad, nadie va a celebrar más una foto suya que una canasta del jugador 12 de la selección sub-12, si existe.

Un saludo, y a ver como van las cosas :) espero que mejor que blogger, que me tiene amargao ;PP ¡hasta pronto!

JordanyPippen dijo...

A mi Mr. Gomina no me gusta nada de nada, creo que quiere todo el protagonismo para él... y en un equipo en que estan Gasol, Navarro, Rudy, Calderón, poco protagonismo puedes tener. Además tenlos bien puestos (y no contentes a las vacas sagradas) y dale a los jugadores un rol importante dentro de la selección. No puede ser que se infrautilizara por ejemplo a San Emeterio y que Suárez que venia de ser el MVP nacional se quedará fuera por tener a Mumbrú o Garbajosa.
Después otro asunto con el que discrepo totalmente es que nuestro seleccionador tiene que ser español y no extranjero, España tiene muy buenos entrenadores Guil, Fisac, Casimiro, etc...
Y para rematar si entrenas un ACB no puedes ser seleccionador pero si entrenas en Italia, Rusia o en la conchichina si puedes ser seleccionador

Juan José Nieto dijo...

Yo defiendo su trabajo como técnico y lo poco que se valoró su participación en el Europeo de 2009 en el que jugamos a la perfección los partidos que contaban. Sin embargo, estoy de acuerdo con vosotros en que no había necesidad de recurrir a un técnico extranjero y, menos aún, dotarle de unos privilegios inmerecidos como poder compaginar su trabajo con España con el de un club.

En cuanto al respeto por las vacas sagradas... Quizá fue un guiño para con los veteranos. En cuanto a que quiere todo el protagonismo, no sé, yo no le vi haciendo grandes alardes con el oro de Polonia. Eso sí, no asumió con gallardía el "fracaso" de Turquía.

De todos modos ya sabía yo que esta defensa iba a generar polémica. Bienvenida sea si es con argumentos como los exgrimidos por vosotros!

Muchas gracias.

JordanyPippen dijo...

Pues si esa es la pimienta de esto: el debate, si todos pensaramos igual... apaga y vamonos

Publicar un comentario