Un poco de todo



Sensaciones encontradas. Se acaba uno de esos fines de semana que no sabes si recordar para siempre o encerrar en el cajón del olvido. Está claro, son muchos los frentes abiertos y es imposible que todo salga como tienes planeado. Entre otras cosas porque otros tienen otros planes.

Escribo esto mientras veo el Michigan-Duke de segunda ronda del Torneo Final de la NCAA. Cómo me gusta este torneo con ese colorido en las gradas y con esos jóvenes luchando por su sueño. Y lo hacen siempre como un equipo porque saben que sólo juntos y unidos son invencibles. Ya llegará junio y empezarán a buscar su propia carrera por separado.

Algunos estadounidenses son seguidores de algún equipo de la NBA, unos pocos se pueden considerar fans, pero todo el que haya pasado por una universidad a lo largo de su periplo vital sigue este torneo con especial atención deseando que el college con el que guardan vínculos inmortales venza en este torneo.

Los más grandes jugadores de la historia lo han disputado y sólo unos pocos se lo han llevado. Entre ellos nombres como Magic (que venció en la final a la Universidad de Indiana State liderada por Larry Bird en el partido de baloncesto universitario con mayor audiencia de la historia) o Jordan quien con una magnífica suspensión guió a sus Tar Heels a vencer ante los Hoyas de Georgetown en la final de 1982 con Pat Ewing enfrente.

Este año de nuevo la sorpresa la está dando la Universidad de Butler con su entrenador Brad Stevens en plan Harry Potter. De momento ya se han cargado al número 1 de su región tras vencer a Pittsburgh por 71 a 70. Sin embargo, Duke es clara favorita a reeditar el título con lo que la figura de Coach K seguiría agrandando su leyenda. No hay que descartar, claro, a pesos pesados como Kansas, Connecticut o incluso a los Wildcats de Kentucky que siempre tienen un gran peso a la hora de reclutar a los diamantes del baloncesto de instituto. Os invito a quienes sigáis un poco esta liga a que hagáis vuestras apuestas aunque prometo un post antes de que se dispute la Final Four.

Cambiando de registro me gustaría hablar de mis chicos y que me perdonen sus padres por este lenguaje tan fraterno. Ayer sábado finalizamos la liga y lo hicimos de una manera espectacular y difícil de imaginar. Supongo que recordaréis aquel post en el que os contaba aquella dolorosa derrota en parte ocasionada por una mala gestión desde el banquillo. Pues bien, hicimos piña y quisimos tomarnos nuestra particular venganza deportiva. Las líneas de pase se convirtieron de pronto en muros opacos infranqueables para nuestro rival que, de no ser por algunos despistes en el rebote, difícilmente hubiera anotado una canasta. 50-13, revancha cumplimentada y a pensar en el torneo provincial. Si seguimos mostrando este espíritu colectivo, esa capacidad de sufrimiento en defensa y hacemos circular el balón con rapidez lo podemos volver a conseguir.

Por otra parte, con los Legends de quienes os hablé en el pasado post nos hemos metido en la final del campeonato provincial. La espalda me dejó jugar, pero las faltas cometidas me echaron del partido antes de tiempo. No os podéis imaginar lo mal que se pasa estando en el banquillo sin poder ayudar a los compañeros. Algunas de las señalizaciones fueron rigurosas, pero en cualquier caso uno es el principal responsable de saberse administrar y hoy no estuve a la altura. Por suerte al final vencimos en otro partido resuelto en los últimos segundos. Felicidades también a los chicos de Santa Marta que han estado fenomenal.

También quiero destacar que en una semana comienza el Trofeo Diputación en el que interpretaré un doble papel como jugador con los Legends y como entrenador del equipo que representa a la localidad de Calzada de Vandunciel y del que espero hablaros con detenimiento.

En apenas dos semanas de contacto con los jugadores presiento que podemos hacer cosas importantes. Talento sobra y ganas intuyo que también. Hace falta saber si estaremos dispuestos a asumir la dureza con la que se disputa este torneo, pero creo que estaremos a la altura.

Es hora de irse y de dar carpetazo a este fin de semana y lo hago tras disfrutar de una victoria ajustadísima de Duke que los Wolverines de Michigan han estado a punto de llevarse. Qué delicia de deporte. Viva el basket.

UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

6 comentarios:

Javier Palao dijo...

Por un lado quiero felicitarte por tus chicos y el fabuloso recorrido que lleváis.

Por otro quiero felicitar a los chicos de Sta. Marta por proporcionar una serie tan emocionante con su juego, hemos sufrido, pero hemos disfrutado de unos partidos emocionantes.

Y finalmente felicitar a los Legends por su victoria y su llegada a la final. Aún no estamos al nivel esperado y queda mucho por pulir. Tú por tu parte bastante has hecho con jugar con tu espalda fastidiada. El resto ya lo repasaremos el martes en el entrenamiento.

Lo bueno es que hoy por hoy tenemos un margen de mejora del 50%. Estamos jugando a la mitad de lo que podríamos hacer, espero saber sacar lo restante de mi equipo, y si no sale, será culpa mía y solo mía.

Abrazos y a por el título!

Fervivaelbasket dijo...

Bueno, creo que no queda más que felicitarte.En lo relativo a escolares es casi un alivio haber acabado ya, te estabas ganando muchas enemistades entre los típicos padres tocapelotas por abusar tanto de los rivales, cuando en realidad lo único que has tratado siempre es de dar un paso más e ir ensayando jugadas... Por fin comienza lo serio.
En lo relativo a Legends también he de darte la enorabuena,y creo que el castigarse por no haber jugado un buen partido está un poco de más, y sobre todo logrando la victoria y con esa espalda maltrecha.Suerte en la final.
Ahora,lo que no se es de donde sacas tiempo para tanto equipo, ¿cuantas horas tiene tu día?, cualquier día te vemos de mister en el Real Madrid y en Avenida al mismo tiempo (En el 1er caso te ruego que sea pronto) jaja.

En fin,mucha suerte en todos tus proyectos.

Juan José Nieto dijo...

Gracias Javi, tenemos trabajo por delante, pero podemos conseguirlo.

Si te soy sincero Fer ni me había dado cuenta de que los padres de los rivales no entienden mi manera de entrenar. Me sirve con que mis chicos entiendan el valor del compromiso, el esfuerzo y lo grande que es este deporte. Si otros lo entienden de otra manera... Gracias Fer por tu apoyo desde la banda en todos los partidos.

Anónimo dijo...

¡Qué bien, campeón! veo que en este blog hay espíritu de cuaresma, porque el mea culpa lo entonais muy bien, jeje. Os veo el domingo jugando descalzos.
Me alegro por todos tus esfuerzos convertidos en éxitos y por los de tus equipos. Nos vemos pronto, dame ideas para el menú. (Porque también tiene tiempo para la cocina). Un abrazo.

Explorador dijo...

Me gusta la autoexigencia que tienes...pero tampoco te flageles, hombre. Enhorabuena por ambos triunfos, y a seguir así.

Un abrazo :)

Explorador dijo...

Por cierto, conocí a na chica (igual tu hermano la recuerda), Hillary, que estudiaba en Michigan State, le gustaba la NBA...pero le apasionaba el torneo universitario. Nunca lo he visto con la atención que merece, en verdad. va siendo hora. Y tú pones los dientes largos :)

Publicar un comentario