Yo no acuso





Yo, al contrario que el eminente escritor naturalista francés, Émile Zola, no acuso. No acuso en base a argumentos basados en la percepción, salidos de las entrañas, vomitados en la propia barra de bar de la que nunca debieron salir. El bronce de la selección española ha abierto la veda y concedido el plácet, aunque no lo necesiten, a los más feroces críticos, a las balas más hirientes de la escopeta nacional. Balas que no están hechas de plata y sí de tópicos, balas que encuentran en las redes sociales el camuflaje del anonimato y el triste eco de unos pocos “retweets”.



Salgo en la defensa del único responsable de esta presunta decepción, de este bronce que visten de cobre los que ni siquiera se hubieran conformado con un oro. Hablo de Orenga, el que estaba llamado a ocupar la esquina inferior izquierda del retrato de los ganadores en el caso de que se hubieran cumplido todos los pronósticos que nos daban por vencedores sin bajar del autobús. El mismo que, sin embargo, en una demostración de afán de notoriedad inconcebible, ha querido reclamar para sí todos los focos y los dardos jugando a perder al coaccionar el inmenso talento de Xavi Rey, Pablo Aguilar y Germán Gabriel y al ofrecer, por contra, las llaves de la nave al torpe de Marc Gasol, a un piernas como Sergio Rodríguez o a un patoso como Rudy Fernández.



Dejo el sarcasmo a un lado, recurso de pobres oradores, para defender el trabajo del cuadro técnico de la selección. No entro a valorar la oportunidad de su elección, ni siquiera el nepotismo que, según muchos afirman, funciona en los altos cargos de la Federación. Creo ser justo y prudente afirmando que hacía muchos años que no presentábamos una escuadra de un potencial tan limitado. Sin un tres clásico y sin un cuatro de entidad internacional se hizo necesario recurrir a fórmulas poco ortodoxas, las que cualquier ser cuerdo hubiera utilizado. Con sólo un escolta capacitado para anotar desde todas las posiciones, Rudy, y cuatro bases (Ricky, Sergio Rodríguez, Sergio Llull y Calderón) que cualquiera hubiera citado por estar entre los ocho mejores jugadores disponibles, no quedaba otra que recurrir a la fórmula del doble base. Por su parte, nuestro juego interior era una fuga de agua constante. Con sólo un pívot de garantías y descartada la opción de jugar cuatro contra cuatro, la idea era acompañar a Marc de un jugador que le abriera espacios y se aprovechara del sobremarcaje de éste sabiendo ganar las espaldas de las ayudas. El mejor, aunque limitado en talento y experiencia, era y es Víctor Claver, por muchos amigos que tenga Pablo Aguilar y por muchas cervezas que haya tomado con la afición Germán Gabriel. Y Víctor, que cumplió sobradamente en tareas de intendencia, no supo tirar y meter el triple que debió tirar y meter contra Francia y, por eso mismo, porque los rivales ya sabían de su apocado carácter, tampoco pudo facilitarle la vida a Marc del mismo modo que lo hubiera hecho un Mirotic o, por supuesto, un Jorge Garbajosa.



Demostrada la correcta gestión de la plantilla, aunque pudo haber errores en momentos clave de determinados encuentros (no aumentar la rotación en el tercer cuarto contra Francia para llegar mejor al final), procedo a hablar del estilo. Un estilo que volvió a ser reconocible en cada encuentro, hubiera mayor o menor fortuna en el desenlace. El equipo salió a cubrir a muerte las líneas de pase, a intentar evitar toda posible inversión de balón, a mandar contra Marc a cualquier osado exterior rival, es decir, a defender de manera “proactiva”, como le gusta decir a los técnicos, y provocar de esta manera errores que nos permitiesen correr y anotar al contraataque. Así se hizo en la mayor parte de los encuentros, así lo atestiguan los siete robos por partido, el 36,9% de acierto del oponente y los tristes 62,8 puntos a los que redujimos, como promedio, la ofensiva rival. Líderes en estas tres facetas, pocos dudarán sobre el verdadero propósito de nuestra selección: Defender. Defender y correr.



En el ataque estático, más allá de sistemas cortos para meter balón interior o un juego básico por conceptos que primaba las triangulaciones “palo alto-palo bajo”, que diría el gran Manel, se intentaron diseñar opciones de dos contra dos tras circulación de balón. De Pick and Roll vivimos y morimos, es cierto, pero en muchos de ellos, no los de infausto recuerdo en la prórroga contra Francia, produjimos de manera voraz. Anotó Ricky tras bote, Sergio atacando la ayuda de los hombres grandes. Anotó Marc, más continuando hacia fuera que hacia dentro (en una tendencia natural que no se ha inventado Orenga) y también se generaron buenas ocasiones para anotar de tres. De hecho, sólo a través de un agresivo juego de pick and roll y, también, a tenor de las rápidas transiciones, se explica que un equipo sin tiradores puros obtuviera, como obtuvo, el mejor porcentaje en tiros de tres de la competición con un 39,1%. Y es que no sólo fuimos la mejor defensa, sino también el mejor ataque (en puntos anotados). Y el más bonito, si me apuran y aceptan como argumento el número de asistencias como botón de muestra de que se jugó rápido y se atacó de manera generosa (como gusta, ¿verdad?).



Hablemos ahora de la dirección de grupo, de las declaraciones altisonantes de unos o del malestar de los otros. Ah no, que lo primero sucedió en el Europeo de Polonia (declaraciones de Marc tras fallar Sergio Llull una canasta ganadora frente a Turquía) y lo segundo en Pekín (Navarro con Aíto). El estilo de dirección y liderazgo de Orenga puede ser discutible, pero no miente a nadie cuando se autoafirma como entrenador de jugadores, cuando es humilde y se muestra accesible a las aportaciones de los que están viviendo el basket desde dentro. De este espíritu cooperativo y colectivista algunos deducen que es un “minga fría” o que le falta autoridad. Y luego nos extrañamos cuando suceden ciertas cosas... En fin, que lo habríamos hecho mucho mejor con Ivanovic, Maljkovic o Ivkovic, que además de autoridad tienen experiencia.



Ha sido la experiencia tema manido en todas las conversaciones sobre la selección. Esa misma experiencia que a tantos jóvenes exaspera por ser el motivo de su no contratación, esa misma experiencia que no se puede adquirir si te vetan por no tener experiencia. Pero en fin, de esta paradoja no se ocupan quienes mantienen este discurso. Ahora bien, ¿qué clase de experiencia requerían? Porque quien atesora partidos en el currículum acumula victorias y derrotas, es decir, sabe ganar y sabe perder. En fin, que no sé por qué se valora tanto este hecho, que Guardiola llegó de un tercera para convertir al Barça en uno de los mejores equipos de la historia y Mourinho de ganar la Copa de Europa con el Inter para convertir al mejor club del siglo XX en una tasca inmunda. Por poner un ejemplo. Además, Orenga ya venía curtido en el trabajo con selecciones inferiores, ya sabía lo que es trabajar en dos meses, los objetivos que se pueden alcanzar y los que no. Un entrenador de club debería aclimatarse a estas exigencias, reducir su planificación habitual a un trabajo comprimido al que no todos se adaptan. Pero en fin, vilipendien, que es gratis.



Vilipendien y arrastren la conversación hacia la figura del entrenador, incurran en una nueva contradicción, aquella en la que se enredan los que afirman que a este grupo lo entrenaría cualquiera, que estos tíos juegan solos, que ganarían sin entrenador para luego pasarse horas y horas criticando a esta figura de pega, a este guiñol que sólo interesa cuando se pierde. Pero tienen razón, éste como tantos otros, es un deporte de jugadores. Ellos son los que deciden, los que ejecutan y determinan el destino de un equipo y las conversaciones de un país. Y en este Europeo, por razones varias, faltaron varios de los mejores. Y por eso fuimos más vulnerables, y por eso se redujeron las opciones, y por eso, porque no estaban, el bronce tiene mérito, un mérito que es, sobre todo, de los que sí estuvieron. Un mérito al que los entrenadores contribuyeron con un saber hacer que no merece tantas y tan injustas consideraciones, tantos y tan visitados clichés.



ENHORABUENA A ESPAÑA POR ESTE BRONCE. UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS.

11 comentarios:

Fernando Nieto Lobato dijo...

Sin tener ni mucho menos los mismos conocimientos técnicos que el autor del artículo, solo puedo decir que estoy completamente de acuerdo con él. En este país hay veces que parece que no vale con competir dignamente e incluso ganar una medalla -- en ocasiones no vale siquiera con ganar una competición si no se juega excelsamente --

Si nos tomaramos en serio la misma exigencia en cuestiones mucho más trascendentes para la vida diaria que el deporte nos iría muchísimo mejor porque hay muchas personas en puestos de responsabilidad millones de veces menos competentes que el seleccionador nacional y sin duda con mucho menos compromiso con el proyecto común y con la búsqueda del éxito a través del trabajo.

César dijo...

Gran artículo Juanjo, ya sabes que te doy la razón y que la selección a hecho un gran trabajo. Incluso supo reponerse despues del palo de no clasificarse para la final aplastando a Croacia de 30, un equipo que quiza por plantilla en este europeo fuese igual o parecia a la nuestra.
De acuerdo tambien contigo Fernando, que razón tienes.....

Javier Palao dijo...

NO, NO Y MIL VECES NO.

No puedes titular tu post "yo no acuso" cuando tu post es de arriba a abajo una acusación de un tono más que soberbio para todos los que piensen distinto de ti.

Les acusas, de no saber, de charlatanes de bar y de opinión sin fundamento, como si solo tú supieras de basket.

Para empezar aclararé que sobre gustos los colores y respeto lo que piense cada uno. Más allá de esto va mi opinión personal, y por su puesto no tiene por qué ser la acertada.

La figura del entrenador, es fundamental en cualquier equipo, para lo bueno y lo malo. Creo que salvo el DREAM TEAM (el único que ha habido - 1992), ningún equipo puede sobrevivir sin un buen entrenador. Jordan no ganó anillos antes de PJ y Kobe tampoco.

Por tanto, creo que SÍ es justo hablar de los entrenadores en cualquier caso.

Con Scariolo y su gomina, siempre critiqué su pizarra pese a lo mucho que ganaron, por lo que creo escapar al oportunismo de meterme con Orenga cuando pierde.

Pero como bien dices, pues tienes razón en varias cosas, la culpa nunca es solo del entrenador, como tampoco puede serlo solo de los jugadores. Y eso es lo que representa EL EQUIPO.

No hay muchas plantillas en Europa que puedan decir que tienen a 2 ALL STAR de la NBA +Mejor defensor, y a un total de 6 NBA (Sergio, Calderón, Riki, Marc, Claver, Rudy, ya que algunos se fueron por placer de allí). Aunque me cuesta reconocer a Claver como un NBA (o como un LEB).

Pero además estamos hablando de una plantilla en la que 8 de los jugadores llevan muchos años jugando juntos, compitiendo internacionalmente y con muchos éxitos en su cuello. Por tanto, la excusa de "faltan los buenos" no vale, y menos en este torneo.

Hay que darle el valor que tiene esta competición, y todo lo que no sea llegar a la final o ganarla es un fracaso total para una plantilla de estas dimensiones. Quien se conforme con menos, bueno...

No me gusta quien defiende las cosas solo por ser españolas. Yo defiendo el baloncesto bien concebido y jugado, y si España no lo practica, no pienso estar de su parte.

Otro punto es el estado actual de las selecciones europeas. No os engañéis, esta Grecia no es la de Papalucas, esta Servia no es la Stojacovic, esta Croacia no es la Petrovic y Kukoc, y por supuesto esta Lituania no es la Sabonis...

El nivel del Europeo actual es bajo, tanto que los marcadores han sido lamentables, muchos con equipos por debajo de los 50pts, que es un partido escolar.

Me sales con datos y estadísticas, si llevas a 6 NBA a jugar con jóvenes que son sénior de milagro, es normal que se los coman como pasó con Serbia, no les pongas medallas luego con estadísticas ventajistas porque la estadística principal no la cubren... Que es GANAR.

Europa está en transición de grandes jugadores a nuevas generaciones, por eso los números de España lucen bien en una competición venida a menos. Pero el problema es cuando “un equipo EBA pierde con un escolar”.

Este torneo lo ganaría el menos malo, y así ha sido con Francia, que es horrible en conjunto pero tiene a Parker y Batum que son todo sangre. El resto una banda sin control.

Javier Palao dijo...

2ª parte (perdón por el tostón)

Eso el entorno. Ahora: España.

JUGADORES; ausencia de carácter total para encarrilar partidos o proteger ventajas. Si el entrenador no funciona, debe haber una charla de ajustes o una rebelión en el partido cuando tienes a 6 NBA. Por tanto 1ª culpa la falta TOTAL de sangre (vamos, la bandeja de la prórroga de Italia es lamentable).

ORENGA; teniendo 6 NBA y el camino medio hecho por la trayectoria del equipo, pocas cosas te salvan si no eres capaz de MANDAR a tus jugadores en lugar de bailar al son de las "estrellas".

1- Si Claver es un pakete... NO ES TITULAR, y si es necesario no juega.
2- Si tienes al mejor pívot de la liga, quiera o no quiera lo pones bajo el aro a meter 20 por partido. Pero parece que hay que rendir rendezvous a Marc y bailar a su son.
3- Si te faltan aleros, se valiente y no vayas con medias tintas, plantea un small ball como el de USA. Deja SOLO a Marc y pones a 4 tiradores que corran como locos. Otra cosa, es una chapuza de novato indeciso.
4- Si no te funciona alguien, lo cambias, no te estrelles cada noche con la misma pared. El caso de Riki..? Al banco! Sale el CHACHO que lo ha hecho mucho mejor y listo.
5- Cierra los partidos. Un seleccionador nacional tiene que tener muy claro que hacer en momentos ajustados. Marc no es un buen jugador de pick & roll. Riki no es una amenaza en el P&R porque no ataca y si es justo lo que está haciendo el rival, no es la mejor opción. Es de 1º de entrenador.
6- Rotaciones. Si solo tienes a Marc como interior de garantías. Yo no espero ni a la 2ª falta en el 1er cuarto. 1 falta, al banco. Los partidos se juegan en el 4º periodo. Orenga, espera a la 3ª falta en el 1Q para sentar a Marc. AL BANCO quiera Marc o no! El resto de rotaciones... Aguilar es mejor que Rey, Mumbrú tiene más experiencia y basket IQ que Claver, el Chacho está para ser más titular que Riki, San Eme y Llull tienen mucho más potencial que el que desarrolla Orenga. Si Llull en el Madrid juega mejor, no es culpa más que del entrenador. Aguilar ha demostrado ser un 4 útil, que hace su trabajo y no molesta, dale una oportunidad de más de 5m. Si el doble base no funciona, prueba más cosas, al menos en el 5 inicial. ROBOT!

Esperemos a ver que pasa en el siguiente antes de tacharlo. Porque si es tan malo como parece, dará igual que PAU (que sí tiene carácter), Navarro (que estará lesionado como siempre y jugará bien 1 de cada 5 encuentros como siempre) e Ibaka vayan con el equipo, el resultado no será mejor.

Y es que un mundial, no es como un Europeo, porque USA no perdona. Argentina, Brasil y Australia ya demostraron que pueden dar algunos sustos.

Insisto es mi opinión. No estoy en contra de Europa, pero reconozco que es época de transición y que España tiene solo un par de intentos más de aprovecharse antes de que se una a dicha transición y deje la roja en un solar sin PAU, NAVARRO, CALDE, FELIPE, ALEX y RUDY.

Como siempre es cuestión de gustos, y a mi no me gusta. Pero no descalifiques como charlatán de bar al que piensa distinto de ti, JJ.

Abrazos JJ (sabes que es de buen rollo y que me mola el debate)

Sus dijo...

Lo dicho, no-argumentos de bar. Si Scariolo no le gustaba ni ganando, cómo le va a gustar Orenga, que ha perdido en la final anticipada.

JJ Nieto dijo...

Bueno, en primer lugar congratularme por el debate levantado por estas líneas. Cuando las escriba alguien de verdad, con currículum y experiencia, quizá podamos aspirar al urgente debate sobre baloncesto que en un momento u otro se hará necesario para mantener una hegemonía de la que deberíamos estar orgullosos.

En segundo lugar decir que el título viene a ser un guiño respecto del famoso artículo publicado por Émile Zola, J´accuse...! en el que critica a las autoridades francesas de su tiempo por castigar de manera injustificada al alsaciano y judío Alfred Dreyfus de un delito de sedición que nadie pudo probar. Se le juzgó por ser quién es, muchas cosas se dieron por ciertas sin lugar a réplica y de ahí que yo lance este título para, aunque de manera exagerada, resaltar el paralelismo entre ambos juicios sumarios, entre ambos escarnios públicos. Y como el "yo acuso" ya lo habían entonado las masas a través de las redes sociales, yo varié ligeramente el título para lanzarme en una defensa que, por compleja, me motiva especialmente (sin que por ello deje de destacar las cosas que se pudieron hacer mejor).

Como espero aún más comentarios en uno y otro sentido esperaré para introducir mis propias consideraciones a cada uno de ellos.

Javier Palao dijo...

@sus Creo que he argumentado de sobra y no con términos de bar, es más hasta he puesto las propuestas alternativas para no quedarme en un simplista "y tú más" o en algo tan vano como "la final anticipada". Anticipada no, España NO llegó a la final.

No me gustaba Scariolo por su estilo sobre la pizarra, y su falta de visión en algunos momentos. Como las jugadas finales para Llull, o la nefasta ultilización del juego interior en su esquema, que muchas veces era bueno (sobre todo por una defensa bien planteada), pero muchas veces era de una prepotencia cegada de ego que en ocasiones hizo que el vestuario se tambaleara.

@JJ Como siempre buen debate propuesto en la mesa y tan divertido como siempre, aunque hecho de menos algunas voces habituales como la de Dani, jejejeje. Lo del título es por darte un poco de cera, ya se que el motivo era ese y que te gustan las causas perdidas porque también eres de los de llevar la contraria, aunque solo sea por polemizar en ocasiones.

Con Orenga empecé a 0, sin prejuicios ni valores de antemano. Como jugador lo defendí en su día, y como técnico nunca he tenido reproche en su papel secundario con lo que uno adivina desde casa. Por eso al empezar su viaje con la selección puse la hoja en blanco e incluso no le dí importancia a su mal comienzo en los amistosos iniciales, tampoco hice sangre al perder con Eslovenia, que me parece un conjunto muy talentoso y que supo leer el partido mucho mejor que España. No. Hasta ahí, con objetividad y mi criterio personal que es muy moderado, dije, son sus primeros pasos, hay que darle la oportunidad de reaccionar. Pero luego la verdad quedó plasmada en resultados, y queráis o no, los hechos son los que son.

Pero es que aún así, y si me habéis aguantado el rollo de texto anterior lo habréis leído, no le he cerrado la puerta pese a la decepción. Le doy la oportunidad de rearmarse y convencer en el mundial, eso sí, con un poco menos de esperanza, ya que creo que no va a cambiar mucho la cosa.

Un saludo

Anónimo dijo...

Me ha gustado Juanjo. No sabía que tuvieras una opinión tan positiva sobre Orenga.

No soy entrenador y hablo como aficionado. Creo que Orenga ha planteado el campeonato con mucha sensatez. Faltan los mejores jugadores españoles de la última década, y quien sabe si de siempre: Pau y Navarro. Falta un clásico como Felipe, que no es santo de mi devoción pero es mejor que Xavi Rey y que Germán Gabriel, en mi opinión. Y faltó Ibaka, un jugador destacado en la NBA y que podía haber hecho mucha falta en la rotación interior. ¿Qué hacemos entonces? DEFENDER. Se han batido récords defensivos (40 puntos, 39…), es un planteamiento general muy inteligente.

La mayoría de las decisiones del entrenador me han parecido correctas, algunas no las he entendido. ¿Por qué se pierden los partidos? Porque falta un referente, o mejor dichos los dos referentes con los que ese está acostumbrado a jugar en los últimos diez o doce años. Calderón, Rudy o Marc no encontraron la forma de serlo en los minutos finales.

Respecto al bronce, se perdió contra Francia en la prórroga. Contra la Francia que ganó el Eurobasket. El bronce no es un éxito, pero dadas las condiciones en las que iba la selección, es un buen resultado.

Barbaridades de algún como las que he leído insinuando que Claver es un jugador de liga LEB (entre otras) ni las voy a comentar. Debería haber asumido más responsabilidades, pero creo que ha hecho un buen trabajo y algún partido muy bueno, incluso. Yo esperaba más, pero eso no debe nublar el juicio de lo que ha aportado.


Respecto al mundial, claro que se exige la final, faltaría más… Por favor, desde 1950 la única medalla fue el oro de Japón. Y ya. De todas formas dejemos a Orenga el mundial, con la plantilla al completo y veamos cómo lo hace. Vamos a darle las mismas cartas (los mismos cromos) y luego comparamos.

Abrazos

Dani Legend

JJ Nieto dijo...

En primer lugar gracias a todos por los comentarios. Al parecer la defensa de Orenga ha levantado disparidad de opiniones, lo cual es saludable y enriquece un debate que ha dejado de ser de eructos para pasar a ser de ideas.

A Fernando darle la razón en lo fundamental. Es práctica habitual de este país exigir sin exigirse y, además, centrar los esfuerzos de mejora más en el circo que en lo que de verdad debería importar. Aquí me incluyo, claro.

Con César también estoy de acuerdo. El partido del tercer y cuarto puesto puso de manifiesto un gran trabajo de recuperación anímica que nadie ha querido, interesadamente entiendo, resaltar. Supongo que como todo lo bueno que le sucede a esta selección que lleva años en la cima, habrá sido cosa de los jugadores (un poco de pocha, una partida de play y listo).

Con Javi me gustaría ir párrafo por párrafo, pero por economía de medios, y tiempo, sólo responderé a alguna de las consideraciones:

1. Sí, evidentemente acuso, aunque ninguno de los lectores del blog debiera darse por aludido. Me refería más al comentarista furibundo y tabernero que ha descubierto en twitter su nueva y agradable tasca. Este tipo de ser estaba apropiándose del debate a base de hablar más alto y no me daba la gana que se fuera de rositas.

2. Algún día me aclararás si has querido decir lo que yo he creído entender cuando afirmas que el Dream Team tuvo éxito a pesar del entrenador. Mis respetos para Chuck Daly y el ascenso desde la nada de los Pistons de los 80 y principios de los 90.

3. De los seis "nba" que citas para alabar la profundidad de nuestra plantilla olvidas mencionar el marginal papel que han tenido o tienen, Sergio Rodríguez y Víctor Claver, que Rudy no pudo adaptarse a la exigencia física de aquella liga y que Ricky aún está en pleno proceso de recuperación de la confianza tras una grave lesión de rodilla. Es decir, el argumento "jugador nba" no me parece decisivo.

4. Creo que infravalorar el nivel medio de la competición (aunque no fuera el más alto) y sobrevalorar nuestros talentos es algo muy propio de nuestra cultura. Y algo dañino, añado, porque distorsiona la realidad y nos impide disfrutar los éxitos magnificando, en cambio, la magnitud de las decepciones.

5. ¿Quién debería haber jugado en lugar de Claver? ¿Por qué? ¿Qué habría hecho mejor?

6. Tan importante como dominar el poste bajo, lo es dominar el poste alto, la zona del campo donde Marc se siente más cómodo (también en Memphis).

7. El small ball total que plantea Estados Unidos parte de tres tipos de más de dos metros como Carmelo, Durant y Lebron cuya morfometría es desconocida aún en este país. Pero sí, podría haberlo probado (exponiéndose, eso sí, a críticas aún mayores).

8. Orenga le concede la manija a Chacho en los minutos más importantes del campeonato. Es decir, te da la razón en eso de no empeñarse con Ricky (para desgracia de nuestra defensa).

9. Sí, el abanico táctico en los minutos finales debió ser mejor (pero no sólo la pizarra, sino principalmente la ejecución. Si no le llegaba la bola a Marc es porque no salía rápido y con la posición ganada del "box to box" que le planteaban con Claver)

10. Aunque critiqué los descansos (por insuficientes) de Marc y la solución a sus problemas de faltas en ningún momento le impidieron jugar los minutos decisivos del encuentro (ni hacerlo de manera poco agresiva porque nunca llegó con cuatro).

Por último, me sumo a esta nueva oportunidad que le concedes deseando que cuando las cosas salgan razonablemente bien en el Mundial de España repartas méritos de manera ecuánime.

Con Dani decir que coincido con su juicio. De manera resumida, bronce bueno dadas las circunstancias.

Javier Palao dijo...

Hola,

En cuanto a lo de la recuperación anímica. Bien, sabe a poco pero OK. No es tanto mérito ya que el jugador de baloncesto por naturaleza es revanchista, egocéntrico (siempre piensa que es el mejor en la pista) y algo vengativo. Todo en el buen sentido deportivo y competitivo.

Sobre lo de Fernando, claro. Es así, España es más de criticar desde la silla que de ponerse a documentarse, trabajar y exigirse el máximo en honradez y esfuerzo. Basta con ver la clase política y la famosa "picaresca española" que tanta vergüenza ajena me produce. Estamos de acuerdo.

Entro al capote fácil y voy por puntos para responder a todo:

1- De acuerdo. Como veníamos de un debate anterior entre nosotros fuera de este foro seguí aplicando la línea interna. Pero como bien dices el twitter es muy peligroso.

2- Sin lugar a dudas ME HAS ENTENDIDO MUY MAL. Chuck Daly es uno de los 5 mejores entrenadores de la historia sin lugar a dudas. No por casualidad lo escogieron para llevar ese DREAM TEAM. Lo que quise decir es que si existe una única posibilidad de que un equipo juegue bien al baloncesto sin un entrenador, esa única posibilidad sería la de ese Dream Team por la calidad infinita de sus jugadores, aún así, como Chuck lo hizo de maravilla y demostró lo necesario que es pese a toda la calidad con su famoso entrenamiento previo a la olimpiada, donde les dio una lección anti-egos a todos los jugadores contra los Universitarios de entonces. Estoy convencido de que prácticamente no prepararon una sola táctica. De hecho no pidieron un solo tiempo muerto en toda la competición, lo que demuestra que en este caso, el entrenador solo necesitó ser un gestor de rotaciones, EGOS y energías, que parece fácil pero es casi lo que no sabe hacer ningún entrenador y es fundamental para el análisis DAFO. Lo otro está todo en los papeles para estudiar de memorieta.

3- Ser jugador NBA significa ser lo suficientemente útil como para que te fichen (y eso incluye a Navarro que salió por piernas de allí). Muchos jugadores de este Europeo no tienen la más mínima posibilidad de ir. Creo que es argumento de sobra. Pero es que (por muchas excusas que pongas de muy poco peso), tener al MEJOR DEFENSOR y a un ALL STAR como Riki (que bien pudo ser candidato a Rookie del año si no se lesiona), debería bastar (hay mil plantillas campeonas que se forjan con 2 estrellas y solo buenos complementos alrededor). Para mi Riki esta sobrevalorado por todos los costados, pero es buen defensor y pasador, sin embargo no pienso aceptar la excusa de la rodilla porque ha pasa 1 año, ha jugado 3 meses en la NBA antes del Europeo y juega sin ningún miedo desde hace otros 3. Rudy y Sergio, tendrían papeles marginales, pero llegaron a la NBA y en mi opinión no supieron aprovecharlos porque son muy buenos. Rudy no pasa las exigencias físicas ni de EBA, siempre está con molestias de algo. Calderón, sin comentarios, es unos de los 10 mejores bases de la NBA, con eso basta y solo Parker está a ese nivel en el Europeo y les ha valido para ganar NO OLVIDES ESO.

Javier Palao dijo...

(2ª parte. Q pesado soy)

4- No sobrevaloro nuestros talentos. Yo siempre digo, Claver es un pakete, Riki está sobrevalorado, Navarro es un pakete... En fin, no es mi caso. Pero si los comparo con el nivel europeo actual, son TOP, al menos 4-5 de los que han jugado. A mi nada me impide disfrutar de la roja de fútbol cuando ganamos y perdemos desde que está DEL BOSQUE. Porque tienen identidad, personalidad y calidad. Es un entrenador perfecto y una plantilla excelente, que a veces gana y otras pierde. Pero hacen las cosas bien (Casillas incluido jaja). Pero en Basket, parece que hay que ser magnánimo por ser el hermano pobre, pero lo cierto es que no están jugando como podrían. Además el basket está de capa caída por la transición generacional, que insisto, está habiendo. Esto no magnifica, ni impide nada. Son hechos. Otra cosa es el listón de cada uno, que es muy respetable. Si tu listón para este conjunto de jugadores es el BRONCE, pues estarás contento, pero haberlo dicho antes de empezar, porque hay quien opinaba que seríamos ORO. Para mi menos de 1º ó 2º era infumable y ya en una reunión con vosotros dije que con ORENGA me parecía imposible más que 3º tras la derrota de Grecia.

Crees de verdad que alguno de los equipos de este Europeo está para competir con USA?? A que como mucho apuestas por España?? Pues entonces por qué no es decepcionante no estar entre los 2 mejores de Europa?? GRACIAS!

5- Sin duda yo hubiera apostado por Aguilar. Claver, para rotar. Es cierto que hizo un par de partidos buenos, no soy tan necio. Pero el número de balones que se escapan de esas manos de madera son infinitos (rebotes no cogidos, balones sueltos no recuperados, pases perdidos, malos tiros, mates fallados, pérdidas de balón...). No se trata de sumar, se trata de no restar.

6- Estoy de acuerdo, pero cuando tienes ambas opciones (como con los 2 Gasoles, o en Memphis con Zack), cuando solo tienes un pívot puro, el poste alto debe ser algo anecdótico, no la tónica. más aún cuando no hay un solo pívot que pueda plantarle cara en Europa. Luego en LA todos piden que Pau juegue cerca del aro y nos cagamos en la NBA, pero hacemos aquí lo mismo y parece que aquí sí está bien... Por favor un poco de cordura!!

7- Por supuesto que mola más con LeBron de 4 porque es un 2.06, pero sin duda yo respetaría más a un Orenga valiente, que le dieran igual las críticas en favor de un baloncesto más apropiado a sus recursos con solo MARC dentro y un equipo rápido. Aunque perdiera. Al menos intentó algo en lugar de ser un robot. Es mejor morir matando, que por desidia y apatía.

8- Orenga en la mayoría de partidos no ha sacado al CHACHO hasta el 3er cuarto en una gestión pésima de las rotaciones. Y luego a falta de 3m vuelve a poner a Riki que entra frío y sin capacidad de resolver NADA.

9- Estoy de acuerdo, no todo es culpa de Orenga, ellos en minutos finales deben mostrar carácter. Claro que si tienes un entrenador con bueno, te acaba sacando el carácter si ellos no quieren (por ejemplo los empujones de Phill Jackson a Pau o las broncas entre Wade y Spo para poner 2 casos inversos).

10- El problema no es llegar o no llegar a los minutos finales, si no cuándo estás en pista durante el partido, o con qué ritmo se llega. No pasa nada por jugar los 2 minutos finales SIN tu estrella (valga nuestra final de sénior para demostrarlo al no estar Peta ni David), lo importante es que en los momentos más críticos durante el partido, SÍ estaban, dejando el partido en buena posición para que CUALQUIER JUGADOR (hasta un paquete como yo) pueda responder en su lugar durante solo 2 minutos, ya que nadie le pide más. Si analizas, el problema de España en hundimientos ha sido en ausencia de Marc contra los 5 iniciales por mala rotación, siempre.

En fin, paños calientes por ser España, este debate no ocurriría con Italia, Rusia o Argentina porque no os toca el DNI. Aún así es cuestión de gustos.

Dani mis respuestas a JJ valen para ti. Y un poco de sentido del humor, lo de LEB y Claver es una exageración obvia, pero es muy paquete.

Buen debate en cualquier caso

Publicar un comentario