Un movimiento ganador




El primer gran traspaso de la temporada NBA ha llegado antes de que ésta comience. Los Thunder de Oklahoma se han desprendido de James Harden a cambio de Kevin Martin, Jeremy Lamb y varias elecciones de Draft. Así, aunque a primera vista puedan surgir dudas, el equipo finalista de la pasada edición soluciona por la vía rápida un asunto que amenazaba con convertirse en una pequeña pesadilla, en un virus interno llamado a afectar a la química del equipo.

Con esto no quiero dejar pasar por alto el rendimiento ofrecido por el escolta durante su periplo por el estado de las infinitas praderas. Allí, con su zurda precisa y sus agresivas penetraciones se convirtió en el mejor sexto hombre del campeonato y en un indiscutible en los quintetos finales del equipo capitaneado por Russell Westbrook y Kevin Durant. Después de esta noticia, la supremacía de esta pareja escala un peldaño más. Es probable que el base dispute más minutos (no tendrá problemas) y que Durant asuma aún más protagonismo en finales de partido apretados (como tiene que ser).

Kevin Martin es un fantástico escolta, un profesional de la anotación con muchos y variados recursos en la parcela ofensiva. Además, el hecho de que no necesite abusar del balón ocasionará menos conflictos de ego de los que podría suscitar el afán acaparador de Harden. Jeremy Lamb, por su parte, es canela en rama, uno de los mayores talentos de una escuela, la de la Universidad de Connecticut, de la que han salido escoltas tan fantásticos como Ray Allen, Rip Hamilton o Ben Gordon. Su muñeca, su elegante suspensión y su inteligencia dentro de una cancha le han de convertir en un referente de la liga. Démosle, si no, tiempo al tiempo.

Los Rockets, dirigidos por Kevin McHale, reciben una fuente anotadora que cuando tiene el día parece inagotable. Sin embargo, habrá que ver si el bueno de Harden es capaz de adaptarse al modelo de juego coral propuesto por el mítico número 32 de los Celtics.

La mayor parte de expertos y columnistas de los grandes medios de comunicación norteamericanos expresarán sus dudas acerca de este movimiento. La mayoría hablará de una segura merma en las opciones de campeonato de unos Thunder que se quedaron muy cerca en temporadas pasadas. Sin embargo, yo, desde mi modesta atalaya y desde la ignorancia más absoluta de lo que se cuece en los despachos de un equipo NBA, respeto y saludo este traspaso. Los Thunder seguirán corriendo el contraataque, jugarán mejor en estático y brillarán más en el futuro de la mano de un Jeremy Lamb que tiene todos los ingredientes de un plato de alta cocina. 




UN ABRAZO Y BUEN BALONCESTO PARA TODOS

3 comentarios:

Javier Palao dijo...

Estoy contigo.

Creo que Thunder va a tener unos meses complicados tras la marcha de Hardem, sobre todo en el vestuario. El joven núcleo de OKC era una piña y no habrá sido fácil para el cuerpo técnico, la directiva y los jugadores deshacer el grupo que les ha llevado a lo más alto.

Pero de un modo pragmático, sin duda el movimiento es excelente. Hardem no dio la talla en las pasadas finales, cuando más se le necesitó, se vio superado por Kobe en el play off por su inexperiencia al defenderle y sin duda comenzaba a sentirse más titular que 6º hombre. Esto le ha llevado a no llegar a un acuerdo económico con OKC y yo particularmente si tengo que elegir entre Ibaka y Hardem, me quedo con Ibaka. Porque los escoltas de calidad son mucho más fáciles de encontrar que los pívots. Y con la juventud, físico y capacidad de trabajo de Ibaka hay muy pocos.

Hardem tiene un buen sitio en Houston, será titular y lider del equipo, hará buena pareja con Lin y aprenderá a sufrir con un equipo MUY mediocre. Ahora veremos si crece o se estanca, pues su papel en las olimpiadas no fue mucho mejor y el 20% de acierto de la pretemporada me ha decepcionado. Parece que no tiene interés por progresar.

K. Martin es un excelente anotador, ágil y sin problemas para salir de 6º hombre. Pero tiene otros inconvenientes, su fragilidad, es un lesionado habitual, su defensa, es más alto pero rebotea menos que Hardem y defiende mucho peor al ser más delgado. Y sin duda no tiene la capacidad de distribuir juego tan amplia como la de LA BARBA. En definitiva es un anotador sin mucho más que aportar.

Lamb, es un corderillo, permíteme el chascarrillo, creo que no veremos su capacidad hasta dentro de 2 años. Ahora debe adaptarse a la NBA, mucho más dura, defensiva y física. Creo que OKC lo va a desaprovechar ya que no hay minutos para tanto perímetro. Las 2 estrellas juegan 40m o más, y el suizo titular Thabo S. se me antoja imprescindible en contiendas con Kobe, LeBron y compañía.

En cualquier caso, es un buen movimiento, ya que adquieres más por menos, te quitas un problema y adquieres más futuro con jugadores jóvenes y futuros PICKS del Draft, mientras mantienes el 90% del Core OKC.

Suerte a Hardem en su carrera como líder, y a OKC con su defensa y excesivo individualismo (Hardem era el mejor playmaker de OKC).

Por cierto, otra directiva que me fascina es la de Minnesota, quizás deberías dedicarle otro post (es mu humilde propuesta), a los movimientos que ha hecho este verano. Sin duda mi equipo favorito a dar el campanazo este año. La plantilla más barata, equilibrada, y con calidad de la liga.

Kirilenko, Love, Rubio, Rindour, Shved, Barea, Budingerm Pekovic, Roy, Williams y Amundson...

Increíble, todos jugadores de equipo, todos excelentes en su posición...

Además dignos de mención Knicks, Denver, 76res, Pacers y Clipers!!

Menuda liga comienza el martes!!!
Creo que son los mejores años (el pasado y este) desde el 98!!

Cheers!!

Explorador dijo...

Necesitaban algo, y hacen bien en intentarlo. Me sorprende que los rockets den tanto, sin embargo...y no sé, creo que irán a por Pau, que no acabará temporada en LA. De todas formas, un equipo en construcción hipoteca su futuro y otro muy consolidado lo cimenta. Me gusta el movimiento de OKC, un equipo que hace bien teniendo paciencia mientras todo el mundo tira la casa por la ventana a corto plazo. Pero ya se verá.

Un saludo :)

Anónimo dijo...

A mí no me convencía el traspaso para nada. Pero leyendo tu entrada y lo que Javi comenta… Parece que no ha sido un mal movimiento finalmente. Okc estará con Lakers y San Antonio (que NADIE descarte a los Spurs que la lían, tiempo al tiempo) entre los tres primeros. También me encanta Minnesota, que hará una segunda mitad de temporada buenísima, seguro.
Y en el este…Miami y detrás Boston e Indiana (ojo con estos también que juegan en la división más fácil).

Abrazos

Dani Legend

Publicar un comentario